Valencia

Parque de la Paz inaugura un área especial para panteones

Ante la falta de disponibilidad de este tipo de espacios en la ciudad de Valencia

Parque de la Paz ha ampliado el área destinada a panteones inaugurando un sector especial para tal efecto. La zona se encuentra ubicada en la entrada izquierda de este cementerio exclusivo localizado en una de las poblaciones adyacentes a Valencia y que se encuentra dispuesto en plena naturaleza.

El acto, que ha contado con la participación de varias de las familias con vinculación al Parque desde hace años, se ha desarrollado con el tradicional corte de cinta, la bendición y unas palabras del Párroco para esta zona.

Parque de la Paz ha decido realizar esta inauguración ya que “han sido numerosas las familias que se han puesto en contacto con nosotros puesto que los espacios que hay dedicados a este tipo de enterramiento son cada vez más escasos en la ciudad de valencia”, explica el gerente de Parque de la Paz, Leonardo Bruno .

La zona inaugurada para panteones se encuentra ubicada a la entrada izquierda del Parque y está rodeada de un total de 16 hectáreas de jardín y especies vegetales autóctonas.

Las posibilidades que ofrece esta área para los panteones son diferentes. Por un lado, la posibilidad de realizar tanto enterramientos familiares, como enterramientos de urnas que contengan cenizas, bien sea en la propia tierra o realizando la construcción que la familia decida.

Parque de la Paz ofrece además una tercera posibilidad que consiste en la realización de ‘panteones naturales’ cuyas áreas pueden estar delimitadas por elementos arbustivos o cualquier tipo de planta que las familias escojan.

Referente para las familias valencianas

En este sentido, Bruno explica que “con esta inauguración lo que pretendemos es que ninguna familia de Valencia quede sin cumplir su deseo de disponer de un lugar familiar en el que puedan reposar los restos de todos sus miembros para la perpetuidad”.

De este modo, “ofrecemos una alternativa que, si bien va más allá de la ciudad de Valencia, también se encuentra en un entorno totalmente diferente a la circunscripción urbana y cuenta con los valores que nos han hecho referentes en los cementerios y que han sido premiados por la publicación ‘Adiós Cultural’ como Mejor Cementerio español del año 2016”.

Tras el acto inaugural, los jardines del Parque de la Paz han contado con un almuerzo para las familias más allegadas a esta institución que han confiado en su profesionalidad a lo largo de los años.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets