A CONTRACORRIENTE

A CONTRACORRIENTE

CORRUPCIÓN Y UNIVERSIDAD

Corrupción y Universidad Enrique Arias ­Vega Más allá del escándalo político y académico que ha acabado, probablemente, con la carrera de Cristina Cifuentes, la mayoría de españoles son conscientes de dos cosas: de que el prestigio de la Universidad Juan Carlos I está por los suelos...






A CONTRACORRIENTE

¿SON VIOLENTOS LOS CDR?

A contracorriente   ¿Son violentos los CDR?                   Enrique Arias ­Vega El precedente más claro de los Comités de Defensa de la...

A CONTRACORRIENTE

UN MUNDO ABSURDO

A contracorriente   Un mundo absurdo                   Enrique Arias ­Vega El mismo día en que Carles Puigdemont sale de la cárcel, entra...

A CONTRACORRIENTE

QUÉ HACER CON LOS VIEJOS

Hace veinte años, cuando dirigía El Adelanto, de Salamanca, un redactor escribió: “La víctima del accidente era un viejo de 58 años”. Ya entonces, la...

A CONTRACORRIENTE

CONTRA LOS YAYOFLAUTAS

A contracorriente Contra los yayoflautas Enrique Arias ¬Vega Estamos en plena moda reivindicativa de pedir más dinero para todo: desde equiparar los...

A CONTRACORRIENTE

LA INUTILIDAD DEL ESTADO

A contracorriente La inutilidad del Estado Enrique Arias ¬Vega Cada vez que el Estado (en el sentido institucional más amplio) abre la boca, mete la...

Buenos días


Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. (Benjamin Franklin)

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán (0-1) que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial de Rusia 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.
Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señalada favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

superdeporte.es

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter