Valencia

El hormigón llega a los muebles y elementos de decoración

MC Spain logra un micro-hormigón para construir mobiliario de una cafetería en Valencia / Los elementos decorativos, ubicados en la Cafetería ‘La Manera’ de la calle Moratín, aúnan resistencia, diferenciación y diseño

Tomar un café sobre una mesa de hormigón, un cocktail sobre una barra del mismo material o estar rodeado por celosías que pueden ser testigo de las palabras de varias generaciones. Estos son los elementos que la compañía de productos químicos para hormigón MC Spain ha logrado gracias a las numerosas pruebas llevadas a cabo para conseguir un micro-hormigón controlado más fluido que el tradicional.

Estas características han permitido que el hormigón fuera más fácilmente introducido en moldes metálicos elaborados a la carta por la empresa Tubosca S.L para desarrollar estas particulares formas.

El resultado han sido 6 mesas de hormigón, una barra de 5 metros por 60 centímetros y más de un metro de celosía interior que se han ubicado en la cafetería ‘La Manera’, situada en la calle Moratín de la ciudad de Valencia.

MC Spain ha logrado este micro-hormigón controlado para la consecución de los muebles y elementos decorativos del local con la cantidad adecuada de su producto Emcekrete 60 F. Pero además, éstos han tenido que ser tratados con otro de los productos de MC Spain para que se consiguiera el acabado deseado.

El hormigón ‘de las cosas’

Según el delegado de MC Spain en la zona de Levante, Mario Puerto, “la superficie de estos muebles y elementos decorativos ha sido completada con Emcephob Nanoperm T, un protector superficial que permite la difusión de vapor de agua, reduce y resiste frente a la carbonatación, el hielo, la intemperie, la luz, UV y es hidrófobo, repelente a la suciedad e incluso anti grafiti”.

Además, Mario Puerto explica como “en esta ocasión el cliente nos ha requerido un acabado transparente que dejara ver precisamente las imperfecciones propias del hormigón y los clientes que acudan al lugar puedan comprobar fehacientemente del material con el que está construido este tipo de mobiliario”.

De este modo, estas mesas, barra y celosías de hormigón aúnan el acabado deseado, la resistencia de un material muy duradero, ya que puede llegar a permanecer 100 años en perfectas condiciones, el diseño y la distinción que otorgan al local un material diferente al tradicional. Además, debido a su durabilidad es un material económico.

Sin embargo, una de sus grandes ventajas sobre el resto de materiales es su maleabilidad. “El hormigón puede ser moldeable y, con los productos adecuados adquirir cualquier forma o color. Y pese a que estamos acostumbrados a verlo en los exteriores, se trata de una opción perfecta para decoración y muebles de interior”, subraya el delegado de MC Spain en la zona de Levante.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets