Fallas

Valencia quema sus Fallas de la Humanidad

Arde la Falla Municipal Infantil y Ribó prohíbe el Himno Nacional por segundo año consecutivo
El ritual purificador del fuego que cada año marca el final de las fiestas de Fallas, pero también el inicio de las siguientes, ha empezado alrededor de las 22 horas con la cremà de las fallas infantiles y culminará alrededor de la medianoche, cuando empiecen a arder los monumentos principales.

El olor a humo, la expectación y obviamente también la tristeza que genera entre los más pequeños este amargo espectáculo contrasta con la intensidad con la que han vivido estos últimos días entre petardos, música y fiesta.

Falla Teléfonica-Ribera

Para quienes han cuidado su pequeño monumento y han disfrutado con cada detalle realmente quedan muy lejos las próximas Fallas, como evidencian algunas lágrimas emocionadas o las miradas a algunos pequeños ninots que las falleras infantiles suelen rescatar de las llamas para recordar su efímero reinado, aunque en breve empezarán los preparativos para las Fallas 2018.

La mayoría de los monumentos infantiles ha empezado a arder a las diez de la noche, como es habitual tras el lanzamiento de un pequeño castillo de fuegos artificiales.

Son más de 380 las fallas infantiles que este año se han instalado en las calles de València y su área metropolitana, en las que las comisiones se han gastado casi 1,65 millones de euros frente a los 1,57 millones de 2016.

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter

Opinión

Facebook

Viñeta

Últimos Tweets

mautic is open source marketing automation