Valencia

Ayestarán: ‘Me han gustado el compromiso y la intensidad de los jugadores’

El técnico ha valorado la concentración de forma muy positiva

El entrenador del Valencia CF, Pako Ayestarán, aseguró este lunes, durante la rueda de prensa en la concentración del Valencia en tierras holandesas, que durante esta semana se están cimentando las bases de la nueva temporada.

“Esta concentración está siendo muy positiva, hemos encontrado un entorno magnífico para entrenar. Hemos empezado a sentar las bases de lo que será el Valencia de este año”, aseguró el entrenador.

El vasco fue optimista tras las primeras semanas de trabajo aunque admitió que aún hay cosas que corregir para llegar preparados al inicio de la temporada oficial.

“Lo que persigues en estos partidos es, en primer lugar, ver el desempeño individual y, en segundo, que lo que estás trabajando traten de hacerlo y salgan de esa línea de confort para ponerlo en práctica”, comentó.

“Hay que analizar el juego y ver aspectos muy positivos como la salida de pelota entre centrales y portero y la verticalidad en el centro del campo”, siguió Ayestarán, quien también admitió que aún están lejos de su mejor nivel.

“Hay cosas a mejorar. La agresividad en el último tercio del campo tanto en el pase como en las carreras a la espalda de la línea defensiva contraria”, detalló.

Por otra parte, Ayestarán habló del trabajo psicológico que está haciendo con los jugadores para conseguir que recuperen su mejor versión sobre el terreno de juego.

“Nos tenemos que dar cuenta que son personas con sus situaciones personales, miedos y fortalezas. Todo eso hay que manejarlo. Si en el aspecto emocional no están en su momento correcto es difícil que saquen lo mejor”, dijo.

También habló de futbolistas como Enzo Pérez y Rodrigo Moreno y la importancia que deben adquirir dentro de su esquema de juego, ya que son “grandes futbolistas y sobre los que debemos asentar el equipo”.

Por último, explicó su convencimiento de obtener la fórmula para que la plantilla entienda lo que significa vestir la camiseta valencianista para que el rendimiento final sea el que se espera.

“Tenemos que tratar de encontrar y fijar una forma de sentir lo que es ser jugador del Valencia. Y eso conlleva poner en práctica ciertas actitudes y comportamientos de forma continua”, concluyó el entrenador valencianista que espera seguir reforzando conceptos en los próximos días.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets