Entretenimiento

Un espectáculo múltiple de vídeo, música electrónica y arte sonoro para cerrar la edición 2016 de Ensems

Los portugueses Sonoscopia presentan su proyecto Phonopticon creado en torno a la idea del panóptico / Combray hace música ambiente sobre la que Alba G. Corral muestra sus creaciones visuales

El festival de música contemporánea Ensems despide su trigésimo octava edición con una doble propuesta que combina la reflexión con lo lúdico, a cargo de la asociación Sonoscopia de Oporto por un lado y el grupo Combray y la videoartista Alba G. Corral por otro. Ambos trabajos podrán conocerse en diferentes espacios del Centre del Carme este sábado día 2 de julio, a partir de la caída de la noche.

Con este programa doble se cierra una edición de Ensems que ha iniciado una nueva etapa en la trayectoria del festival, caracterizada por su extensión en el tiempo, la pluralidad de tendencias artísticas y una mayor implicación en su diseño de las diferentes instituciones relacionadas con el mundo de la música en Valencia. Habrán sido un total de 24 propuestas artísticas y cuatro actividades didácticas y de reflexión, englobadas en el programa paralelo de los XXVIII Encuentros de Composición Musical.

Ensems es un festival de CulturArts Música – Generalitat Valenciana, con la colaboración del Palau de Les Arts Reina Sofía, el Consorcio de Museos, el Palau de la Música, la Fundación SGAE, el Institut Français y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (Inaem).

A medio camino entre la instalación conceptual y la organología de vanguardia, Phonopticon es una propuesta de la asociación Sonoscopia, procedente de Oporto (Portugal), que implica activamente a cinco músicos en un trabajo de improvisación colectiva: Alberto Lopes, Gustavo Costa, Henrique Fernandes, José Alberto Gomes y Ricardo Jacinto. El principio de Phonopticon está basado en la arquitectura panóptica, un modelo de cárcel concebida por el filósofo utilitarista Jeremy Bentham en el siglo XVIII para tener control de las actividades de los presos mediante una visión circular de 360 grados. En este caso, una estructura central facilita la disposición a su alrededor de los músicos que participan en la creación conjunta mediante recursos electrónicos e instrumentos convencionales alterados.

A continuación, la propuesta de Alba G Corral y Combray, que llega desde Barcelona, pertenece al mundo de la música ambiente y el video abstracto creado en directo, una estética propia de festivales como Sònar.

El dúo Combray, que se han abierto un hueco en la electrónica más cercana al pop, son Raúl Burrueco (guitarra) y Paqui Timoneda (electrónica). Su música ofrece sonidos oníricos y ritmos repetitivos de cualidades hipnóticas, reforzados por los paisajes abstractos creados con un ordenador en tiempo real por Alba G. Corral. Esta prestigiosa creadora, por su parte, ha llevado su trabajo por todo el mundo y ha trabajado con artistas como Jon Hopkins, Lone o Arbol. La colaboración entre los tres se ha presentado ya con éxito en diferentes festivales.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ELVIS, EL BLANCO QUE CANTÓ COMO UN NEGRO
Ayer por la noche, decenas de miles de personas pasearon, velas en mano, cerca de Memphis, por los jardines de Graceland, la excéntrica mansión que mandó construir «el Rey». Hoy se cumplen cuarenta años del día en que fue encontrado muerto en el baño de su habitación, en el final de una agonía marcada por la adicción a los fármacos. Las llamas de quienes participaban en la vigilia dedicada a Elvis –se esperaban unas cincuenta mil personas, en una procesión que se extendió hasta entrada la madrugada– emitían una luz diferente a las de los racistas de Charlottesville. Elvis fue un blanco que cantó como un negro en los años 50, que rompió barreras raciales en la música –cuando los éxitos de los negros no se colocaban en las mismas listas que los de los blancos– y que supuso un puente en la cultura popular hacia los logros de los movimientos a favor de los derechos civiles en los años 60.

********************************

Ninguna universidad española entre las 200 primeras del ranking de Shangai
El ojo ha de descender hasta el puesto 239 para encontrar una universidad española en el Ránking de Shanghai, una de las clasificaciones mundiales más reconocidas en lo que a excelencia universitaria se refiere y cuyo total asciende a 500. Casi en la mitad de la tabla se asienta la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y le siguen otros 10 centros españoles, algunos muy cerca de la cola, como la Universidad del País Vasco (492) y la Universidad de Valencia (495). También se pierde fuelle desde un ángulo más general pues, si en 2015 fueron 13 las universidades españolas dentro de este ránking, en 2016 pasaron a ser 12 y, ahora, son 11, al salir de la lista la Universidad Rovira i Virgili.
********************************

La imagen de España cotiza al alza en los medios de comunicación internacionales
«Llegué a Madrid en diciembre de 2012, justo a tiempo para celebrar la Navidad más desoladora que la ciudad había visto en una generación. El país se tambaleaba y estaba al borde de la ruina». Así recuerda Tobias Buck, corresponsal del Financial Times en Madrid, sus primeros días en España. En su carta de despedida, que se hizo viral en las redes sociales a las pocas horas de publicarse, Buck describe una realidad desgarradora: «España estaba en una recesión y sufriendo una crisis de desempleo que haría que la tasa de paro alcanzase el 27% unos meses después de mi llegada», sigue la misiva.

Hoy España crece a más del 3%, se ha convertido en un socio fiable en Europa y la tasa de desempleo ha experimentado la mayor bajada de la serie histórica en junio y ha alcanzado los niveles de antes de la crisis. La «marca España» ha pasado de ser la de un país desolado por los efectos de la crisis a ser un país en alza

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets