Actualidad

El juez archiva todas las denuncias contra el arzobispo Cañizares

El magistrado entiende que sus palabras no incitan al odio, ni a la discriminación o la violencia contra los colectivos aludidos

iV.com.- El juzgado de Instrucción 18 de Valencia ha inadmitido la denuncia interpuesta el pasado 6 de junio por Red Española de Inmigración contra el Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares por sus manifestaciones sobre los inmigrantes y refugiados, los homosexuales y el feminismo radical por entender que sus palabras no incitan al odio, la discriminación o la violencia contra los colectivos aludidos.

El magistrado, basándose en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, del Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, entiende que las declaraciones de Cañizares están amparadas por la libertad de expresión. A este respecto apunta que “la tolerancia con todo tipo de ideas, que viene impuesta por la libertad ideológica y de expresión, no significa condescendencia, aceptación o comprensión, sino solamente que las ideas, como tales, no deben ser perseguidas penalmente”.

En la resolución se explica que cuando los hechos no revisten apariencia delictiva “debe procederse al archivo sin más sin que, en consecuencia, se haya iniciado ningún tipo de investigación” con la finalidad de “evitar someter a una persona a un procedimiento penal sobre la base de denuncias o querellas temerarias y/o en base a hechos que manifiestamente no sean constitutivos de infracción penal”.

El auto de archivo, dictado el pasado día 9, ya ha sido recurrido por el colectivo denunciante. El Juzgado dará trámite al recurso y lo elevará a la Audiencia Provincial cuando la Fiscalía, donde se remitieron las diligencias tras acordar la inadmisión, devuelva la causa al instructor.

El magistrado recuerda que la asociación denunciante “se limita a aludir a ciertas noticias periodísticas” y explica que una denuncia “requiere un mínimo compromiso de concreción acerca del hecho que puede constituir delito, no pudiéndose esperar que de la mera imputación genérica aderezada con hechos ambiguos se desencadene el mecanismo inquisitivo de la investigación penal”.

El juzgado también ha inadmitido y archivado la denuncia que la asociación Lamba presentó ante la Fiscalía por los mismos hechos ya que el Ministerio Público acordó remitirlas al Juzgado el día 16, una semana después de que éste ya hubiera sobreseído las diligencias.

Por tal motivo, el instructor, en un segundo auto dictado ayer, acuerda incorporar las diligencias del fiscal a la causa sobreseída provisionalmente por inadmisión de la denuncia y notificar la resolución a Lambda para dar a esta asociación la oportunidad de personarse y recurrir el archivo, como ya ha hecho Red Española de Inmigración.

print

1 Comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets