Cultura

Cannes y la magia del cine

En tan sólo unos dias han desfilado por la alfombra roja francesa estrellas veteranas como George Clooney, Julia Roberts, Susan Sarandon o Donald Sutherland

Manuel Hermoso / CON PALOMITAS Y A LO LOCO

Como cada mes de mayo, la glamurosa ciudad del sur de Francia, donde más estrellas por metro cuadrado se reúnen fuera de las fronteras de Hollywood, se convierte durante casi dos semanas en la capital mundial del cine y en el mejor de los festivales que se celebran cada año por la geografía mundial.

Y en tan sólo unos dias han desfilado por la alfombra roja francesa estrellas veteranas como George Clooney, Julia Roberts, Susan Sarandon o Donald Sutherland y otras de presente y futuro como Kristen Srewart, Kirsten Dunst, Jessica Chestain o Naomi Watts.

Su desfile por la alfombra roja del Festival ante cientos de fotógrafos es una de las imágenes más icónicas cada año en Cannes y nos devuelve el glamour y propia de los Globos de Oro y los Óscar, cuando las grandes de Hollywood compiten con sus vestidos de ensueño y sus mejores sonrisas por ser los más elegantes de la noche. Debe ser maravilloso para un amante del cine poder ver tanto cine y quizá cruzarse con algún actor o actriz por las calles de la ciudad anfitriona del certamen.

No suele ser muchas veces la calidad de las películas lo más destacado de la competición, que es en realidad un festival de cine y como pasa casi siempre, las películas más importantes y que generan expectación suelen presentarse fuera de concurso (como ocurrió en 2008 con la última de Indiana Jones por ejemplo).

Y este año no ha sido la excepción: con un gran acierto, los responsables del Festival han escogido para abrir fuego la siempre estimulante presencia de Woody Allen, que presentó una de sus más aplaudidas cintas de los últimos años, en la que retrata con humor el Hollywood clásico y en la que como siempre (incluso en sus films más flojos de sus últimos años), regala momentos de genialidad de los que sólo maestros como él son capaces.

La gran Jodie Foster ha triunfado también con su último film, protagonizado por una pareja de altura y de pesos pesados como George Clooney y Julia Roberts, en un film denuncia con gran labor de sus actores.

Finalmente directores aclamados por la crítica como Almodóvar y Spielberg, también han dado brillo al Festival con : “Julieta”, recibida con poco éxito de público en España y con la deliciosa “Mi amigo el gigante”, un cuento que narra la historia de amistad de una niña y un gigante.

Como cada año, las estrellas desfilaron por Cannes y algunos de los títulos más prometedores del año dejaron buen sabor de boca en la Costa Azul. En septiembre será España y San Sebastián quien tome el relevo de la alfombra roja y las estrellas del celuloide, y la magia de los festivales pondrá a la cuidad vasca como centro mundial del cine.

@ialwilder

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets