Entretenimiento

Exhibiciones, carreras, música en directo, exposiciones y actividades infantiles en el Valencia NASCAR Fest

El acontecimiento es la única cita española de la Whelen NASCAR EuroSeries

Además de las carreras de los espectaculares coches americanos, el Valencia NASCAR Fest trae a Cheste exhibiciones, música en directo, exposiciones, actividades infantiles y atracciones en un ambiente americano.

El King of Nations, una competición internacional de Drift, llenará de color el paddock y de humo la pista del Circuit con algunos de los mejores derrapadores del mundo exhibiendo sus habilidades.

La música en directo formará parte del menú de los aficionados que asistan tanto el sábado como el domingo a las carreras. Un amplio escenario se llenará de acción con cuatro grupos y dos DJ premiados por el concurso Sona la Dipu. El sábado actuarán los grupos Desayuno y Caravana Sur y el domingo lo harán Octava Polar, un grupo de tributo a The Doors y Holy Paul.

Los más pequeños de la familia tendrán habilitada una zona infantil con castillos hinchables y otras atracciones junto con el parque de Seguridad Vial que Autoescuelas AVAE organiza para inculcar educación vial a niños y niñas.

Las zonas de restauración al más puro estilo americano rodearán la tercera edición de American Cars Master en el que los Dodge, Buick, Chevrolet, Mustang, entre otros, estarán expuestos antes de participar en exhibiciones de un cuarto de milla en la recta del Circuit tanto el sábado como el domingo.

Los vehículos pesados también tendrán su espacio en el Valencia NASCAR Fest con la concentración de camiones decorados y además un espectáculo de ‘drift’ con dos camiones quemando rueda.

El piloto acrobático Emilio Zamora y otros ‘stunt riders’ se pondrán a los mandos de sus motocicletas en una jaula de 18.000 metros cuadrados instalada en el paddock en la que realizará caballitos, derrapes, quemadas de rueda y otras exhibiciones.

Los deportes americanos tendrán su representación con actividades de distintas escuelas de fútbol americano y patines además de la puesta en marcha de un ‘skatepark’ para patinadores y ciclistas bmx.

Lauda y Hunt en Cheste

A mediados de los 70, el austriaco Niki Lauda y el británico James Hunt dominaban el campeonato del mundo de Fórmula 1. Su rivalidad se instauró más allá de los circuitos. Cuatro décadas después, sus hijos participarán este fin de semana en el estreno de las Whelen NASCAR EuroSeries en el Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo. Mathias Lauda y Freddie Hunt serán compañeros de equipo en el Chevrolet número 66, Lauda en la categoría ELITE 1 y Hunt entre los pilotos de ELITE 2.

Mathias Lauda ya sabe lo que es ganar carreras de la versión europea de NASCAR. El austriaco fue el vencedor de la primera carrera sobre asfalto mojado que el certamen disputó en una pista ovalada en el circuito francés de Tour en 2014. En total, Lauda ha participado en 15 carreras, dos de ellas en Valencia. “Me encanta este campeonato y siempre estoy deseando subirme a un coche de NASCAR, Valencia será como mi carrera de casa porque llevo ya unos años viviendo en España”, ha indicado Lauda que señala que “no será fácil porque acabo de correr a los mandos de un GT y será mi primera experiencia esta temporada con el NASCAR, pero estoy preparado para este reto y estoy deseando subirme al coche”.

Sobre su compañero de equipo, Lauda ha manifestado que “conozco a Freddie desde hace un par de años, es un buen tipo y trataré de ayudarle a entender los más rápido posible el coche porque es un desafío tratar de ponerlo al límite y el nivel de la competición en la NASCAR Whelen Euroseries es alto. Es realmente fantástico tener un amigo para compartir el coche”.

40 años después de que su padre ganara el título de campeón del Mundo de Fórmula 1, Freddie Hunt se enfrenta a su estreno en la NASCAR europea con el objetivo de aprender rápido “estoy muy expectante ante el estreno en las NASCAR Whelen Euroseries, esta será mi primera carrera en Valencia”, ha señalado el inglés de 28 años. “Es estupendo compartir el coche con Mathias. Además de otras muchas cosas, él tiene una gran experiencia en NASCAR y creo que puedo aprender de él y ambos podemos beneficiarnos del trabajo del otro. Estoy entrenando muy fuerte tanto en el aspecto físico como en el mental y después de varias sesiones de simulador para preparar la temporada creo que estoy preparado para empezar”.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets