Actualidad

García: ‘Un día iré al programa de De la Morena’

‘Buenas noches y saludos cordiales’. La biografía de Jose María García “consentida pero no autorizada” del periodista valenciano Vicente Ferrer Molina

iV.com.- “La vida me cambió en 2005 cuando me detectaron un cáncer. Ahora soy mucho más reflexivo, veo el vaso medio lleno. Busco la paz no la revancha. Me ha llamado De la Morena para que vaya a su programa, lo estoy pensando pero creo que iré, ¿porque no?”.

Líder de opinón todavía en nuestros días, tras 16 años retirado, Jose María García, que comenzó en el diario Pueblo para pasar a TVE, la SER, Antena 3, Cope y Onda Cero, llenó el salón de actos del Ateneo Mercantil de Valencia anoche, acompañando en la presentación al autor de su biografía, Vicente Ferrer Molina, periodista valenciano de reconocido prestigio y que ha desarrollado su carrera en varios medios de comunicación (Las Provincias, El Mundo Valencia/Madrid, entre otros) y ahora, Subdirector de Opinión en El Español, el digital de Pedro J Ramírez.

“El periodista necesita inversión para ser libre, para ser independiente. Hoy, el periodismo, salvo Antena 3 y El Español, está hipotecado por las deudas de las empresas propietarias. Yo siempre fuí libre en los medios en los que trabajé y, salvo en la Cope, en la que me equivoqué al marcharme, en los demás, cuándo me presionaron, me fuí”.

El acto, que abrió otro prestigioso periodista valenciano, Paco Lloret, ex compañero de García en la extinta Antana 3 radio, contó con la presencia de numerosos compañeros de Ferrer Molina en El Mundo Valencia, de la ex consellera de Cultura, Maria José Catalá, de Juan Sol, Jesús Barrachina, Jose Rafael García Fuster, Eduardo Alcalde -director de emisoras del Grupo Godó en la época de García-, muchos estudiantes de periodismo y casi todos los responsables de los programas deportivos radiofónicos, de prensa, digitales y televisión de Valencia.

“Todavía no he acabado de leer el libro porque me cabreo, por eso digo que la biografía es consentida, no autorizada. Hay dos partes: la de los que me aprecian, muchos de ellos amigos, y la de los que me atizan. Y claro, cuándo leo a uno de estos últimos, paro y lo dejo para otro momento (risas). Además, dentro de mucho tiempo igual escribo yo mi biografía, pero mientras tanto reconozco que Vicente ha realizado un magnífico trabajo, muy documentado, aunque con halagos exagerados”.

El libro de Vicente Ferrer Molina, biografía de Jose María garcía.
El libro de Vicente Ferrer Molina, biografía de Jose María garcía.

Antes de la intervención del protagonista de la cita, Benigno Camañas, ex director de El Mundo Valencia, se refirió a García cómo ejemplo del buen periodismo y líder de toda una generación, destacando su dedicación a la investigación y su independencia. Vicente Ferrer, autor de la obra y reconocido valencianista además, explicó que contactó con García tras comprobar que era el único de entre otros destacados profesionales del periodismo, que carecía de biografía.

“No va a ser un trabajo de adulación ni mucho menos”, reconoció Ferrer que le explicó a García al contactar con el periodista madrileño. “Me dijo que adelante pero que me buscara la vida, que apenas iba a ayudarme. Eso incrementó el reto del propio trabajo”. Repleto de numerosas y puntuales citas que implican a políticos, dirigentes deportivos y empresarios, la obra se devora casi de un tirón.

“Cuándo parecía que la televisión iba a acabar con la radio, emerge este líder de masas para reunir a millones de oyentes escuchando toda la información deportiva desde la cama”, continuó Ferrer. “Y lo logra con su forma de hacer periodismo, de manera personal, con su estilo comprometido, de investigación y denuncia”, añadió el autor.

“Supergarcía en la Hora Cero sirvió de excusas a ellos y a ellas, -enfatizó García-, para eludir otras obligaciones maritales”. ” Durante 1o años llamé a Pablo Porta -expresidente de la RFEF- Pablo, Pablito, Pablete y siguió en el cargo, le grabamos al chófer -que pagaba la Federación- paseándole al perrito. Hasta que llegó un ministro que en diez minutos hizo un decreto chapucero que se lo cargó. Dicen de mí que mataba por una exclusiva. Hice alguna barbaridad, entonces era muy compulsivo, pero no decidí cambiar Gobiernos ni líneas áereas”, destacó García, que comentó que es muy probable que acepte una noche la invitación del que durante años fué su “enemigo” más radical en las ondas, Jose Ramón de la Morena: “Ahora veo el vaso siempre medio lleno”.

El célebre informador radiofónico se refirió a cómo le gustaría ser recordado. “Como cada uno de nosotros, tengo amigos y enemigos. Porque no se puede dejar a nadie indiferente, entonces no eres nada. Yo aspiro a que digan de mí que fuí una buena persona”, finalizó Jose María García.

 

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets