Cultura Entretenimiento

El magisterio de Ponce encandila a La Maestranza

Una oreja para el maestro de Chiva tras brindar una bellísima faena a Don Juan Carlos en la Feria de Abril. Roca Rey sufre una voltereta y Manzanares no se acopla con el toro de mayor transmisión de la decepcionante corrida de Domecq

MH.- Cartel que levantó enorme expectación, contó con la presencia del Rey Don Juan Carlos, que, tras tantos ataques cómo de los que es objeto la Fiesta, era mucho de agradecer. Le acompañaron la Infanta Elena, y su nieta, Victoria. Fue recibido con una ovación larga, clamorosa, y el brindis de los tres diestros.

Los toros de Juan Pedro Domecq, flojísimos, descastados, de muy pobre juego, soliviantaron al público. Pero para eso está el Maestro. Faenón del diestro valenciano. Ponce cortó al primero una oreja (que debieron ser dos), por una faena realmente extraordinaria y, en el otro, con su temple habitual, estuvo atrevido. El joven Roca Rey rozó la temeridad y sufrió un aparatoso percance.

El primer toro, noble pero muy flojo, en manos de cualquier otro no hubiera valido para nada. Enrique Ponce da, una vez más, una impresionante lección de torería. No vale la pena entrar en el detalle de los muletazos : todo es un prodigio de suavidad, elegancia, naturalidad, armonía. Le dió tiempo al toro, toreó relajadísimo, a cámara lenta, cómo en Fallas; los ayudados, rodilla en tierra, ponen al público de pie. Y, con decisión, logra una estocada corta. El Presidente sólo concede una oreja. El respetable pedía la segunda.

Después de dos toros muy protestados, el cuarto es sustituído por un sobrero que es una birria total. Pero Ponce sorprende con paciencia y técnica, logrando sacarle mucho más de lo que parecía posible. Cómo siempre. Los alardes de valor auténtico hacen que el público cambie y se ponga en pie, entregado al maestro de Chiva.  Lo mata bien y saluda. Hay personas que exclaman, con énfasis: “¡Cumbre!” Pocas veces ha estado tan a gusto, en este ruedo.

Después de esto, la tarde parece despeñarse, por la desesperante flojera de los toros, mantenidos por el presidente. (Salvo el quinto, todos podían haber ido para dentro). El segundo, como sus hermanos, cae antes y después de la primera vara. Jose María Manzanares traza muletazos con empaque pero sin estrecharse mucho. En el primer natural, el toro va al suelo. La faena se ha quedado a mitad. Entrando de muy lejos, como suele, logra la estocada.

El quinto es la excepción. Se emplea a fondo en el caballo. Pica muy bien el picador; saludan los subalternos Rosa y Blázquez, con las banderillas. Dándole distancia, el toro tardea pero acude con alegría y transmite; como es pegajoso, no le deja al diestro alicantino estar a gusto. La faena tiene vibración pero es desigual, con series cortas y algunos enganchones. No mata bien y se repite la división.

Andrés Roca Rey viene a por todas, lo demuestra entrando a todos los quites, con variedad y brillo. El tercero parece embestir descoordinado, el Presidente lo aguanta y se gana la bronca. Suavemente, se lo lleva al centro: el trasteo, inteligente, se desluce por las caídas de la res.

El peruano tiene cabeza y técnica, además de valor, pero falta toro: no transmite nada. Lo mata muy bien. En el último, que se viene abajo, Roca Rey se sube encima, se muestra valiente hasta la temeridad, acaba asustando a la gente, es encunado aparatosamente pero parece que se libra de la cornada. No se le puede pedir más.

Los datos de la corrida

REAL MAESTRANZA DE SEVILLA. Sábado, 9 de abril de 2016. Séptima corrida. Lleno de «No hay billetes». Toros de Juan Pedro Domecq, incluido el sobrero (4º bis), flojísimos, solo aplaudido el 5º.

ENRIQUE PONCE, de sangre de toro y oro. Estocada corta (oreja con fuerte petición de la segunda). En el cuarto, estocada (saludos).

JOSÉ MARÍA MANZANARES, de azul pavo y oro. Estocada tendida (saludos). En el quinto, media atravesada (saludos con división de opiniones).

ANDRÉS ROCA REY, de canela y oro. Buena estocada (saludos).

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets