Opinión

Políticos y TV

Enrique Arias Vega / A CONTRACORRIENTE

El abandono del pleno municipal de Madrid por Manuela Carmena para asistir a una rueda de prensa evidencia bien a las claras las prioridades de nuestros políticos: prefieren un solo plano de televisión a cualquier debate programático.

Y resulta lógica semejante preferencia: los políticos que no aparecen en la tele simplemente no existen.

Eso lo aprendieron muy bien en su momento los chicos emergentes de Podemos. En cuatro días, como el que dice, las masivas apariciones televisivas de Pablo Iglesias, Monedero, Errejón, Bescansa y compañía ayudaron a convertir a su incipiente formación política en uno de los tres principales partidos del país.

A dicha transformación colaboraron bien gustosos canales como Cuatro y la Sexta, con presentadores tan volcados en el empeño como Jesús Cintora, Javier Ruiz o García Farreras. No he realizado ningún minutaje preciso, pero probablemente Podemos haya tenido más presencia en sus programas que todos los demás partidos juntos. Esta misma semana, sin ir más lejos, en Al rojo vivo aparecieron sin solución de continuidad Teresa Rodríguez, Iglesias y Carolina Bescansa. Para que vean.

Se acabaron, pues, los políticos que no resulten telegénicos. Eso lo han comprendido, por fin, todos los partidos, cuyos representantes públicos pasan, indistintamente, de las instituciones a los platós de TV y viceversa.

El último que lo ha entendido ha sido el Partido Popular, que hubo de desprenderse por eso del malencarado y siniestro Carlos Soriano, pero que aún conserva como portavoz parlamentario, para su desgracia, al lúgubre y displicente Rafael Hernando. Por eso, tiene que hacérselo mirar, ya que esa enorme falta de empatía, tanto con telespectadores como con presentadores televisivos, por parte de dirigentes políticos tan desgastados y amortizados como Mariano Rajoy puede impedir que levante cabeza el otrora todopoderoso y omnipresente PP.

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter