Cultura

Chicos Mambo presenta en el Olympia ‘Tutu’

A lo largo de la obra se revisan los grandes iconos del ballet clásico y contemporáneo

iV.com.- ‘Tutu’ “es una declaración de amor a la danza”. Así define la obra Philippe Lafeuille, director artístico y coreógrafo de la compañía francesa que desde el próximo día 7 de abril y hasta el día 10 presenta su nuevo espectáculo en el Teatro Olympia.

En su vigésimo aniversario, Chicos Mambo llegan al teatro valenciano con un éxito internacional basado no sólo en su sentido del humor sino también en su técnica. Utilizan la parodia como recurso de conexión con el público, pero en cada giro, pirueta, traspié y chiste visual, se trasluce auténtica pasión por la danza.

Cada escena es una nueva sorpresa, que invita a un universo imprevisible y teatral, de perfecta ejecución y contagiosa vitalidad. Y es que a lo largo de sus 20 escenas se revisan los grandes iconos del ballet clásico y contemporáneo, el baile de salón, la gimnasia rítmica…

Todo ello a través de un paseo visual en el que el delirio va de la mano con la exigencia. Además de técnica, estética y plasticidad, existe un elemento diferenciador de éste, con respecto a otros espectáculos tradicionales de danza: el humor.

Los seis intérpretes, todos hombres, como verdaderos camaleones asumen los roles de más de 40 personajes… y no todos ellos masculinos.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter