Valencia

Mestalla registra un descenso del 11 por ciento de asistencia

El fracaso deportivo del proyecto de Peter Lim se traduce en un goteo incesante de aficionados que dejan de asisitir a los partidos del Valencia

iV.com.- El fiasco deportivo del Valencia CF bajo el mandato del empresario asiático Peter Lim ya tiene sus primeras y tal vez  dramáticas consecuencias. Los aficionados comienzan a dar la espalda al equipo y desde la Asociación de Peñas se cifra en un 11 por ciento la desminución de asistencia en la gradas de Mestalla durante la presente campaña.

Y a todo ello se añade la preocupación por la situación en la tabla. El debate, triste debate, se centra ahora entre los que creen que hay peligro real de descenso y los que opinan lo contrario. Para el presidente de la Asociación de Peñas, Blas Madrigal, con ganar los partidos de casa es suficiente. Pero ocurre que, además de Eibar y Real Sociedad, por el coliseo valencianista también tienen que pasar Sevilla y Villarreal.

Además se suma la inacción del club por ilusionar a los suyos de cara a la próxima temporada. Nada de anuncios de posibles incorporaciones, ni para el banquillo ni para la plantilla, muy necesitada de numerosos  refuerzos. Muy al contrario, lo que si se ha filtrado es el importante descenso presupuestario para la próxima campaña al no participar en competición europea.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter