Valencia

El Paterna fue por delante durante 60 minutos (4-2)

El Villarreal sólo pudo doblegar el los del Gerardo Salvador a raíz de la expulsión de Fernando. Amarilla y Álvaro materializaron los tantos gualdinegros

iV.com.- A priori la jornada se presentaba muy propicia para el Paterna, teniendo en cuenta los resultados que se habían registrado en la jornada del sábado de Gloria. Las derrotas de Buñol, Jove Español y Recambios Colón beneficiaban al cuadro de l’Horta que, aún con derrota, podía mantener su pequeño colchón de puntos de diferencia, cómo así ocurrió.

Los hombres de Luis Navarro saltaron al césped villarrealense con la convicción de que puntuar les situaba en una posición de mucha confianza ante las siete jornadas últimas jornadas. Para contrarrestar el fútbol-control amarillo, el técnico paternero dispuso dos líneas de contención, con cinco hombres en línea de retaguardia y cuatro en el centro del campo, con especial atención al habitual desdoblamiento en bandas del rival.

El partido, con mayor tiempo de posesión “grogueta”, era sin embargo de control visitante. Porque aunque los castellonenses se acercaban con asiduidad a las inmediaciones del área, no fueron capaces de crear una sóla ocasión de peligro real. Tán sólo un disparo desde el vértice derecho de Mario obtuvo la sergura respuesta de Xenxo, el cancerbero visitante.

Un equipo visitante que poco a poco y dirigido por Prieto una vez más, fue desperezándose en acciones de ataque, a las que se sumaban con asiduidad Duco por el centro y Baeza por el carril derecho, intentando combinar con Abarca. Y así, a la salida de un saque de esquina, minuto 24, Fernando cabeceaba con potencia, Ximo no podía blocar y Roberto Amarilla remachaba a la red el 0-1.

A raíz del gol llegaron los mejores momentos del Paterna, a través de contras realmente peligrosas a cargo de Abarca, Prieto y el mismo Duco que no terminaron con la precisión deseada. Pero es cierto que de nuevo Xenxo tuvo que lucirse en un uno contra uno ante Simón y poco antes del descanso, en un disparo seco y raso de Raba.

Penalti y expulsión

Con la ventaja visitante en el electrónico de Miralcamp comenzó una segunda parte que iba a resultar bien diferente de la primera. Hasta el primer cuarto de hora de este segundo acto todo se desarrolló de igual forma: control del Villarreal, mucho toque en la línea de tres cuartos pero nada de peligro real. Pero el desgaste físico empezaba a pasar factura a los hombres del centro de campo de Luis Navarro y el equipo local acariciaba la posibilidad de la igualada en sucesivas llegadas, aún con remates desvíados.

Tras una gran jugada individual dentro de área de Simón que encontró respuesta en otra espléndida intervención de Xenxo, en el minuto 60 llegó la jugada clave del encuentro. En una buen triangulación local, el esférico llegó a Mario que, en fuera de juego, encaraba puerta antes de ser derribado por detrás por Fernando. El colegiado vió lo segundo y señaló expulsión del central y penalti que tranformó Javi en el tanto del empate.

Con un jugador menos sobre el campo, pero sobre todo, con la disposición táctica de Navarro hecha añicos en las dos líneas de retaguardia, el carril derecho del Villarreal se convirtió, merced a las botas de Mario, en una auténtica autopista por dónde llegaron el tercero y el cuarto, con servicios del “9” groguet y remates inapelables del Javi y Simón.

Con todo decidido y el Paterna fundido por el esfuerzo, en el minuto 89 llegó el cuarto, obra de nuevo de Simón. El cuadro local ya contemporizaba dejando pasar el tiempo cuándo apareció el nervio de Duco y en una gran jugada por la izquierda con servicio desde la línea de fondo, Peralta dejó para Álvaro que marcó desde cerca el segundo del Paterna.

Un Paterna que se enfrenta en la siguiente jornada, la número 32, al Muro, con una ventaja de 6 puntos sobre el primer puesto de descenso que ocupa ahora el Jove Español de San Vicente del Raspeig, que recibirá al líder Atlético Saguntino en la próxima cita liguera, mientras que el Borriol viaja al Fornás para enfrentarse al Acero, el Buñol recibe al Novelda y Recambios Colón jugará en Sedaví ante Villarreal C.

Datos del partido.-

Villarreal CF.- Ximo, Genís, Maxi, Juan, Maldo (Belizón 45′)), Morlanes (Mati 74′), Cerem (Chepe 63′)), Raba, Simón, Javi y Mario. Entrenador: Carlos Salvachúa

Paterna CF.- Xenxo, Baeza, Selu, Amarilla, Fernando, Fran, Duco, Prieto (Álvaro 68′), David Gil (Alberto 56′), Guille y Abarca (Peralta 45′). Entrenador: Luis Navarro

Goles: 0-1, min. 24, Amarilla; 1-1, min 60, Javi (penalti); 2-1, min 65, Javi; 3-1, min. 67, Simón; 4-1, min 89, Simón; 4-2, min 90, Álvaro.

Árbitro: dirigió el partido Jose Luis Lagardera Ventura, ayudado por Javier Sánchez Cutillas y Manuel López de la Torre. Mostró tarjetas amarillas a Guille (39′) y Fernando (51′) y roja directa en el penalti al propio Fernando, por el Paterna. Por el Villarreal amonestó con cartulinas amarillas a Mario (55′) y a un auxiliar del banquillo local.

Encuentro correspondiente a la trigésimo primera jornada del Campeonato Nacional de Liga de Tercera División, Grupo VI, disputado en las instalaciones de la Ciudad Deportiva del Villarreal ante 200 espectadores. Antes del encuentro se guardó un respetuoso minuto de silencio en homenaje por la muerte de Johan Cruyff.

 

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets