Viernes Santo


Crucificado

«Y moriré contigo, no por esperar el Paraíso, porque esperar no espero nada, ni tan siquiera la gloria de los hombres que no es más que vanidad crucificada»