Novelas


Salado

Hago daño sin querer, nos lo hago a los dos, aunque el mío, mi remordimiento cabrón, que no se apea ni frotándome en la ducha para borrar cada beso perdido que no ha salido de…