CRUCINFORMA

HORIZONTALES: Ciudad de nacimiento de Jesús. Mil. Está en mar. 2.- Primera vocal. Antiguo bóvido de Europa. Vocal. Otra vocal. 3.- Se coloca a los animales en el hocico. Está en río. También está en río. 4.- Red de internet. Asociación de automovilistas. Sodio. 6.- Vocal. El uno de la baraja. Vocal. Junta Andaluza de Salud. 7.- Habitante de la ciudad en la que vivió Jesús. Consonante. 7.- Sube la bandera. Están ……. la bandera. 9.- Arteria principal. Se dirige. Consonante. 10.- Condenó a muerte a Jesús. Vocal. 11.- Sindicato Catalán de Transporte. Ácido Acetil Salicílico. Arsénico.
VERTICALES: 1.- Ciudad de Baja Mesopotamia. Azufre. 2.- Vocal. Al revés, amarro. Casa muy pequeña y tosca hecha de troncos o cañas y cubierta con paja o ramaje, en particular la que utilizan los pastores y la gente del campo. 3.- Forma de energía que ilumina las cosas. Ciudad en la que vivió Jesús. 4- En ellas se trillan los cereales. Antigua matrícula de Salamanca. Consonantes de tierra. 5.- Un chino pronunciaría así “noria”. Un brazo de mar que se interna en la costa + dos vocales. 7.- Nombre de la Virgen. Barcos. 8.- Consonante. Se lo tragó una ballena. 9.- Corriente de agua. Sodio. Quinientos. Vocal. 10.- Adoraron al Niño Jesús en el portal de Belén.

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter