Literatura


EREBO

De camino a vete tú a saber dónde, alguien nos felicita. Me alegro de que al final sigáis juntos, estaba escrito, nos dice. Los dos nos miramos. Nerviosos, no te digo que no






Cendal

Si por mí fuera, que tus piernas bonitas y tu verbo infinito ocupasen pasillo, cocina y sofá, sería mi enredo sin salida y mi cendal favorito












Cairel

Noe Martínez / PALABRAS OLVIDADAS / ‘Lo nuestro fue una noria gigante de alameda, con sus paradas en la cima del mundo, solos tú y yo en algún lugar entre las nubes’