A CONTRACORRIENTE Opinión

El otro “procés”

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso/Rtve
Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso/Rtve

ENRIQUE ARIAS VEGA /A CONTRACORRIENTE

14. 11. 23

Mucho se está hablando de la amnistía y de los demás acuerdos con Puigdemont y se ha pasado de puntillas sobre el pacto de investidura de Pedro Sánchez con el Partido Nacionalista Vasco.

A su manera y más a la chita callando se trata de otro “procés” a la catalana que ayuda un poco más a la desintegración de España. No hay más que ver las concesiones del Estado al PNV, empezando por la transferencia del régimen económico de la Seguridad, el cual pone en cuestión la unidad nacional de dicho régimen. Pero hay muchas más, desde la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los estatales hasta el refuerzo de competencias a la Ertzaintza, pasando por el otorgamiento de otros 100 millones de euros al euskera.

Loading...

Pero lo más significativo de todo es que ambas partes aceptan negociar sobre el reconocimiento nacional de Euskadi. Dicho de otra manera, el Estado acepta que el País Vasco es una nación, con derechos de representación en foros internacionales más allá de su todavía pertenencia a España. O sea, que Euskadi está a un paso de ser titulada como nación, con todo lo que eso supone y que podría ver realizado su sueño húmedo de tener una selección de fútbol propia que se enfrente a la española.

Así que la consideración de que Euskadi es una realidad diferente a la de España está a la vuelta de la esquina. Muchos independentistas catalanes así lo consideran. Como prueba tenemos que dirigentes de Junts creen que el mejor mediador internacional de su propio acuerdo con Pedro Sánchez, podría ser Andoni Ortúzar, presidente del PNV, porque no sería ni catalán ni español, como precisa el citado acuerdo.

Vemos, pues, que estamos cada vez más cerca de la balcanización de España, contra lo que dice el Gobierno. Ya lo ha apuntado Oriol Junqueras, al referirse a la antigua Yugoslavia, donde ahora hay siete países, en lugar del único de entonces. Lo ha hecho al poner como ejemplo de separación acordada en un referéndum la de Montenegro de Serbia.

O sea, que tenemos en marcha dos “procés” imparables y nadie sabe el preludio de cuántos más.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva