DEPORTES

Clamor mundial contra Rubiales

Luis Rubiales, todavía presidente de la Real Federación Española de Fútbol./RTVE
Luis Rubiales, todavía presidente de la Real Federación Española de Fútbol./RTVE

Su comportamiento, antes y después de la celebración del título en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda 2023 deja en muy mal lugar al presidente de la RFEF y de paso al fútbol español

Jueves, 24. 08. 23

ANTONIO CASAÑ

Al margen de las razonables dudas que los valencianistas podamos tener con respecto a la gestión arbitral de la Federación Española de Fútbol para con el Valencia CF y sus «íntimos» vínculos con el madridismo (entiéndase Florentino Pérez y sus medios adictos, lo que llevó este pasado domimgo al ridículo más espantoso al locutor de la Cope Juanma Castaño), la figura de Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, ha quedado más que dañada tras su comportamiento el pasado domingo durante la celebración del título conseguido por España en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda 2023. Por cierto, tambén ha quedado dañada la credibilidad del susodicho presentador deportivo.

Su beso a Jenni Hermoso (el de Rubiales) y unas lamentables por forzadas disculpas posteriores, no acabaron de convencer y han dejado al dirigente en muy mal lugar. El mundo entero clama contra él, tal y como ha quedado reflejado en los medios y las redes sociales durante los últimos días.

Loading...
De hecho así queda reflejado en el informe sobre el impacto mediático a nivel nacional e internacional del comportamiento de Rubiales el pasado domingo, incluida la denuncia efectuada por la Liga F contra el presidente de la RFEF. En el mismo, se recogen datos como que su beso a Jenni Hermoso generó más de 3.000 artículos, muchos de ellos destacados en las respectivas portadas de medios nacionales e internacionales de información general. Y en la inmensa mayoría de ellos, con apenas algunos casos a modo de excepción que hablan de «un gesto de amistad», el tono de las publicaciones es más que negativo. Términos como «forma de violencia», «incidente» o «violencia sexual», en diferentes idiomas, son los que abundan al respecto.

Más allá del beso, del comportamiento de Luis Rubiales se censura también su gesto obsceno en el palco, al llevarse las manos a sus partes íntimas, sus comentarios durante una entrevista concedida a la Cadena Cope, insultando a los que habían criticado su actitud y el vídeo de disculpas posterior publicado por la RFEF, al considerarse insuficiente. Todo ello, lleva a la petición de su dimisión.

En cuanto al impacto en redes sociales, ‘Dimisión ya’ fue ‘trending topic’ en la red social ‘X’, antes conocida como Twitter, y la palabra ‘Rubiales’ superó con creces otros términos como ‘Olga Carmona’, heroína de la final al marcar gol y noticia a posteriori por el triste fallecimiento de su padre, y también el de ‘Campeonas del mundo’. Lo que no deja de ser lamentable. Además, el ‘hashtag’ más utilizado en las 24 horas posteriores a la final fue ‘#RubialesDimisión.

Como no podía ser de otra manera, España es el país en el que más repercusión ha tenido el asunto, seguido de otros como Estados Unidos, Alemania, Italia, Reino Unido, Francia o India, confirmando que el ‘caso Rubiales’ ha traspasado fronteras con suma facilidad. Su distitución ha de llegar por la vía rápida, más si cabe, dependiendo de este Gobierno de Pedro Sánchez, adicto a saltarse todo respeto por la norma y a los decretos ley.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva