COMUNIDAD VALENCIANA MEDIO AMBIENTE

La Comunidad Valenciana, la región donde más preocupa la contaminación del aire

La Unión Europea (UE) aprobará este miércoles, como está previsto, la prohibición de vender coches y furgonetas nuevos con motor de combustión en el año 2035./INFORMAVALENCIA.COM
La Unión Europea (UE) aprobó,la prohibición de vender coches y furgonetas nuevos con motor de combustión en el año 2035./INFORMAVALENCIA.COM

El 74% de los valencianos afirma estar preocupado ante la contaminación en su municipio, el porcentaje más alto de España

Valencia, martes 01. 08. 23

REDACCIÓN informaValencia.com

El pasado 1 de enero entró en vigor la norma que obliga a los municipios españoles de más de 50.000 habitantes a implementar Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). En el caso de la Comunidad Valenciana, 15 municipios tendrán que aplicar a lo largo del año esta normativa en sus vías, pero de momento no se han implementado en ninguno de ellos. Algunas localidades como Alicante, Castellón de la Plana, Alcoy, Benidorm o Elche ya están trabajando para su puesta en marcha. Es también el caso de la capital de la Comunidad, donde tampoco están implementadas todavía, pero el Ayuntamiento de Valencia trabaja en el borrador de la ordenanza de las ZBE para implantarlas antes de que acabe el año, tal y como marca la ley.

Dada esta situación, si las ciudades todavía no están preparadas, tampoco lo están los ciudadanos, pues un 53% de los habitantes de la Comunidad Valenciana sigue sin saber qué son las ZBE, según confirma un estudio llevado a cabo por el Foro de Movilidad de Alphabet, compañía de gestión de flotas y movilidad corporativa. Además, de aquellos que sí saben lo que son, un 48% sigue sin saber en qué les afecta su implementación, convirtiéndose así en los que más desconocen este asunto respecto al resto de españoles.

El estudio llevado a cabo por Alphabet confirma que tanto los habitantes de Valencia como los del resto de la Comunidad Valenciana se muestran preocupados por el exceso de contaminación en el aire de sus municipios. Así lo afirman el 74% de los encuestados en la región, la cifra más alta entre el resto de las comunidades autónomas de España y convirtiéndolos así en los más preocupados en este sentido. En el caso de la capital, el porcentaje sube hasta el 75%, mientras que la media nacional se sitúa en un 72%.

A parte de la implementación de las ZBE, los habitantes de la Comunidad consideran que existen otras medidas para mejorar el aire. La que perciben como más interesante, con un 83%, es el fomento del transporte público (abonos gratuitos, más líneas, mayor frecuencia…). Apuestan a continuación por el aumento de los planes de ayudas para la compra de vehículos eléctricos (48%), seguido de un 39% que se decanta por la instalación de parkings cerca de la entrada de las ciudades.

Asimismo, del estudio de Alphabet puede extraerse que las acciones que implican asumir un coste adicional para el ciudadano son, con diferencia, las peor valoradas. Solo un 3% apostaría por la implementación de peajes y menos del 1% se decantaría por aumentar el precio del estacionamiento regulado en las ciudades de la Comunidad Valenciana.

Loading...

Percepción de los valencianos sobre las ZBE

El 2023 ha traído consigo novedades para la movilidad urbana. Desde el pasado 1 de enero, la Ley de Cambio Climático exige a algo más de 150 municipios españoles implementar Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), impidiendo el acceso al centro urbano a los vehículos más contaminantes. La norma establece que los municipios de más de 50.000 habitantes, los territorios insulares y los municipios de más de 20.000 habitantes que superen los valores límite de contaminantes regulados deben adoptar de forma gradual planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones de la movilidad incluyendo, entre otros, el establecimiento de zonas de bajas emisiones. Pero, a pesar de la inmediatez de la implantación de las ZBE, los ciudadanos no tienen muy claro qué suponen.

Una vez explicado el concepto de las ZBE, el 83% de los habitantes de la Comunidad Valenciana está a favor de su implementación, en línea con la media nacional, si bien un 33% estaría a favor siempre que no le afecte a la movilidad con su vehículo.

Cambio de hábitos de movilidad y ¿cambio de vehículo?

La implementación de las Zonas de Bajas Emisiones conlleva que los vehículos más contaminantes no puedan acceder al centro de las ciudades. En este sentido, con un parque móvil cuya edad media se sitúa prácticamente en los 14 años, muchos de los vehículos que circulan actualmente por el centro de las ciudades ya no podrán hacerlo. De hecho, uno de los criterios definidos para poder acceder a las ZBE es el tipo de distintivo ambiental de los vehículos. Según los resultados del estudio llevado a cabo por Alphabet, el 53% de los habitantes de la Comunidad Valenciana desconoce qué distintivo llevaría su vehículo, en línea con la media nacional, una cifra que baja hasta el 26% en el caso de los habitantes de la capital.

Ante este nuevo escenario, un 15% de los habitantes de la ciudad de Valencia considera que tendrá que adquirir un vehículo más sostenible para acceder al centro de su ciudad, en línea con la media nacional. De los que valoran esta opción, la gran mayoría se decanta por un híbrido (7%), seguido por la opción de uno de combustión, pero menos contaminante (3%). En el caso del total de la comunidad, la media de personas que considera que tendrá que adquirir un vehículo más sostenible se encuentra en el 13%.

La entrada en vigor de las ZBE no solo tiene un impacto en el tipo de vehículo a adquirir en el futuro, sino también en el cambio de los hábitos de movilidad de los ciudadanos. Así lo declara un 36% de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana, una cifra parecida a la de Valencia (34%), por encima de la media nacional que se encuentra en un 33%.

Sobre los motivos que han llevado al Gobierno a crear las ZBE, un 71% de los habitantes de la Comunidad Valenciana cree que responden a motivos medioambientales, seguidos de aquellos que consideran que su puesta en marcha tiene como fin mejorar la salud de los ciudadanos (29%). Un 24% opina que persigue fines recaudatorios y un 15% afirma que esta medida persigue fines políticos.

 

 

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva