DEPORTES EUROPEO SUB-21

1-0. Cruel derrota de España en la final ante Inglaterra

España no pudo igualar el tanto inicial de los ingleses aunque embotelló al rival durante todo el segun tiwmpo en su área/LA1
España no pudo igualar el tanto inicial de los ingleses aunque embotelló al rival durante todo el segun tiwmpo en su área/LA1

El gol inglés de Curtis Jones, incrustado de forma ilegal en la barrera española, valió ante el error de Abel Ruiz, que falló un penalti en el último minuto que habría llevado el partido a la prórroga

Sábado, 08. 07. 23

A. CASAÑ

España cayó de la forma más cruel ante Inglaterra. Gracias un solitario gol de Curtis Jones, incrustado de forma ilegal en la barrera española, y después de que Abel Ruiz fallara un penalti en el último minuto del tiempo añadido que habría llevado el partido a la prórroga. Despiadado colofón para uno de los referentes de una generación de jugadores que, junto a Santi Denia, optaba a una triple corona continental (Sub-17, Sub-19 y Sub-21) sin precedentes.

Santi Denia, seleccionador español, apostó por su equipo de confianza, el que derrotó a Croacia (1-0) en fase de grupos y a Suiza (2-1) y Ucrania (5-1) en cuartos de final y semifinales, respectivamente. Con Víctor Gómez por delante de Arnau Martínez en el lateral derecho y jugadores como Gabri Veiga, Aimar Oroz Rodrigo Riquelme conformando un banquillo más que ilustre.

Por parte inglesa, solo un cambio con respecto al partido de ‘semis’ ante Israel (0-3): el de Max Aarons, de vuelta tras sanción, por Luke Thomas en el lateral izquierdo. Volvió a quedarse fuera Noni Madueke, titular en los cuatro primeros partidos de competición, siendo Cole Palmer, Gibbs-White y Smith-Rowe los escuderos de Anthony Gordon, punta de lanza de los de Lee Carlsey.

Loading...

Y fue de Gordon, delantero del Newcastle United, firmado en enero previo pago de 45 millones de euros al Everton, del que salieron las primeras ocasiones de peligro de los ‘pross’. A los cinco minutos, fue perfilándose hasta encontrar posición de disparo y se sacó un tiro cruzado que repelió, como pudo, Arnau Tenas, cuyo rechace no alcanzó a embocar por muy poco Palmer. Apenas unos segundos después, Gordon volvió a hacer diabluras partiendo desde el costado izquierdo y solo la intervención milagrosa de Jon Pacheco evitó que Gibbs-White, con la caña a punto, inaugurara el marcador.

La Rojita respondió con sendos lanzamientos de Álex Baena que no encontraron los tres palos y tuvo el primero en la cabeza de Aitor Paredes, cuyo testarazo en el 19’ cantaron como gol en el banquillo español. Incapaces de combinar como suelen, los de Santi Denia siguieron amenazando a balón parado, con Sergio Gómez como principal protagonista. Precisamente en una jugada de estrategia llegó la más clara de Inglaterra en el primer tiempo, con Colwill cabeceando contra el palo derecho de Tenas un servicio de Palmer, protagonista en el polémico gol de Curtis Jones.

Baena, sobreexcitado por momentos, perdió un balón en el centro del campo que terminó con Sergio Gómez cometiendo una falta en la frontal sobre Palmer, compañero suyo en el Manchester City y ejecutor del libre directo que supuso el 1-0 tras tocar en Jones, incrustado de forma antirreglamentaria en la barrera española.

Abel Ruiz lamenta la acción del penalti que llevaba el partido a la prórroga/La1
Abel Ruiz lamenta la acción del penalti que llevaba el partido a la prórroga/La1

Gol anulado a Abel Ruiz

Pese al duro golpe, España se rehizo tras el paso por vestuarios y logró lo que parecía imposible, superar al imbatido James Trafford. La alegría tan solo duró unos instantes, ya que Abel Ruiz estaba adelantado al cabecear al fondo de las mallas inglesas el enésimo ‘caramelito’ de Sergio Gómez.

Con Veiga, Oroz Riquelme en el campo y Tenas salvando los muebles atrás, Sergio Gómez Abel Ruiz, máximos realizadores del torneo con tres tantos cada uno, volvieron a asociarse en el 68’ para crear la más claras de las infinitas oportunidades que tuvo España en la segunda mitad hasta el fatídico minuto 96’, en el que España pasó de la esperanza al desazón en solo unos segundos. Los que pasaron desde que el colegiado Espen Eskaas señaló el punto de penalti a instancias del VAR hasta que Abel Ruiz falló el penalti que habría llevado a la prórroga. Trafford le adivinó las intenciones al delantero del Braga, detuvo el remate de Oroz en segunda instancia y Camello, en un último intento, la mandó al limbo. El final más cruel para una selección con un futuro prometedor.

 

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva