Valencia

Welcome summer: Cabañal y Malvarrosa a rebosar para recibir al verano

Cerca de 400 efectivos vigilarán que no se celebre San Juan en las playas de Valencia, cerradas esa noche/archivo
El teléfono 112 del Centro de Coordinación de Emergencias ha atendido durante la noche de San Juan un total de 6.189 llamadas y 1.944 incidentes/archivo INFORMAVALENCIA.COM

Más de 100.000 personas abarrotan la arena de las playas de la capital para dar la bienvenida al ‘caloret’ valenciano

Valencia, sábado 24. 06. 23

A. CASAÑ

Es la tarde-noche del viernes 23 de junio y miles de jóvenes van ocupando, metro a metro, la arena de las playas de la Malvarrosa, el Cabañal y la Patacona. Todos con su cargamento de leña, que quedó agotada alrededor de las 7 de la tarde: hay que quemar los malos augurios en esta calurosa, casi tórrida, jornada estival.

Se trata de la primera fiesta para miles de adolescentes, que a primera hora de la tarde discurren por el Paseo Marítimo mientras las familias del barrio van ocupando tembién sus puestos para las cenas a la fresca. Entre estas últimas, saludos y comentarios sobre el llenazo. Entre los primeros, ilusión y casi ansiedad por el espacio a conquistar.

Loading...

Poco a poco, el humo de las hogueras lo cubre todo desde que anochece: la ciudad huele a fuego mientras las playas bullen convertidas en una multitudinaria fiesta juvenil. Mientras tanto, el Mediterráneo, contento de tanta compañía, les observa a todos con su ir y venir vigilante hasta la orilla. De momento, la invasión de sus aguas resulta una cálida caricia después de las tormentas primaverales que tanto lo alteraron.

Sobrepasadas la nueve de la noche, el sonido de los altavoces de Bluetooth va invadiendo el ambiente, mientras afloran bañadores, torsos desnudos, sudor y primeras miradas entrecruzadas. Atentos a todo lo que acontece están los 300 agentes de la autoridad local que hacen de padres ocasionales. Mientras el sol se va despidiendo, algunos se adormecen con algún tema de Bizarrap y los primeros efectos del alcohol.

El dispositivo municipal desplegado para la seguridad también se prepara con sus ángeles de Cruz Roja para paliar los excesos de euforia traducidos en pequeñas quemaduras y las sobredosis en la bebida. La previsión era de 100.000 personas en las playas urbanas. Todo un paseo por la segunda noche más ígnea del año en la ciudad más flamígera del mundo. Sobre las once de la noche, Jesús Carbonell, concejal delegado de Protección Ciudadana, acaba de decir que todo va bien y que hay «más de 100.000 personas en la playa». Las imágenes de los drones de las policías Local y Nacional no engañan: la cifra se ha quedado corta. Y no deja de venir gente: toda la playa es una amalgama inmensa de gente, música enlatada y fuego.

A medianoche, los cuerpos ya se van cubriendo de la húmeda y salinizada fresca nocturna. Las llamas de las hogueras generan los primeros deseos de atracción veraniega, mágica por el escenario. Algo acaba de empezar entre la poesía del calor y el fuego entre los más jóvenes. Pero hay que apurar. Las personas que celebren la fiesta de San Juan tendrán que abandonar la zona de playa antes de las 4:00 horas del día 24, cuando, después de una batida policial para evitar que haya alguna persona en la arena, comenzará el dispositivo de recogida y limpieza de forma efectiva, con 114 operarios y operarias, 5 responsables del control y coordinación, y diferente medios técnicos como 2 tractores, o 6 barredoras mecánicas, con 12 personas de apoyo.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva