Actualidad

Despliegue de efectivos por la jornada de frío y nieve en Valencia

Imagen tomada este martes en la localidad castellonense de Barracas, cubierta por la nieve./RB
Imagen tomada este martes en la localidad castellonense de Barracas, cubierta por la nieve./RB-TWITTER

Emergencias moviliza 800 efectivos para atender urgencias provocadas por los efectos que la borrasca Isaack 

Valencia, martes 07. 02. 23

A. CASAÑ

La Comunidad Valenciana permanece este martes en alerta naranja por nevadas a partir de 600-800 metros, chubascos acompañados de tormenta y rachas muy fuertes de viento -hasta 70 kilómetros por hora- por la tarde en el litoral de Valencia y Castellón, con riesgo de olas de hasta tres metros.

La fase más adversa del temporal se espera que se prolongue hasta la jornada del miércoles. En el interior de Castellón las lluvias podrían alcanzar los 100 litros por metro cuadrado a partir de esta noche.

La nieve ya hizo acto de presencia el lunes en municipios de esta zona como Villanueva de Viver, El Toro o Barracas, a solo una hora de la ciudad de Valencia. De hecho, en Vistabella, la Guardia Civil y los bomberos tuvieron que trasladar a sus domicilios a siete escolares que viajaban en un autobús que se quedó atascado en la carretera.

A partir de este martes por la tarde, según la Agencia Estatal de Meteorología, se pueden acumular 20 centímetros de nieve en 24 horas en cotas a partir de 700-900 metros, en el interior de esa misma provincia y en el extremo norte de la de Valencia. En la comarca de los Serranos y el Rincón de Ademuz se espera que se acumulen hasta cuatro centímetros de nieve. A partir del miércoles, la cota irá subiendo a los 900-1000 metros.

Hasta el momento, la borrasca Isaack ha dejado olas de más de cuatro metros en la Comunidad Valenciana y precipitaciones de 45,6 l/m2 en la localidad alicantina de Pego. Durante la madrugada del martes, las precipitaciones se han concentrado en el norte de Alicante y el sur de Valencia, donde han sido persistentes, aunque débiles.

Movilización de efectivos de Emergencias

La Generalitat Valenciana, a través de la Sociedad Valenciana de Gestión Integral de los Servicios de Emergencias (SGISE), tiene movilizados más de 800 efectivos, a los que se suman los dependientes de los respectivos consorcios provinciales de bomberos, Protección Civil y Cruz Roja, para atender cualquier tipo de emergencia provocada por los efectos que la borrasca Isaack pueda ocasionar en el territorio valenciano, con especial incidencia en el interior de la provincia de Castellón, donde se esperan las temperaturas más bajas además de nevadas.

Las comarcas del Alto Millares, el Alto Maestrat, el Alcalatén y el Alto Palancia están en emergencia situación 0 por nevadas, mientras que el interior norte tiene activada la preemergencia nivel naranja, según informa el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat.

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo ha señalado que los avisos por frío y nieve se localizan especialmente en los municipios del interior de Castellón, donde las temperaturas pueden ser más bajas y las nevadas más intensas. Bravo ha asegurado que su departamento está «permanentemente organizado» para atender cualquier emergencia y mantiene «contacto directo» con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para disponer de toda la información sobre las previsiones meteorológicas.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva