VALENCIA CF 100

Cömert de pivote y Lato el cuarto centrocampista

Toni Lato abrió la cuenta con un auténtico golazo a la escuadra./VCF
Toni Lato./VCF

Gattuso debe buscar una solución al agujero del equipo en la parcela central en la que siempre juega en inferioridad

Valencia, domingo 29. 01. 23

A. CASAÑ

Partido más trascendental de lo que debiera ser a estas alturas de campeonato el del estadio José Zorrilla y que enfrenta a Real Valladolid y Valencia CF. Ambos equipos llegan en dinámica negativa, acumulando derrotas unos y falta de puntos los otros. El anfitrión, en puestos de descenso; el visitante al borde de la cola.

Sin más refuerzos que llevarse a la boca, Gennaro Gattuso se enfrenta a varias dudas importantes. La primera y más urgente, la de perseverar o no con un Hugo Guillamón que ya ha demostrado con creces no estar preparado para asumir la posición de pivote y que es el origen de la efectividad contraria en sus llegadas al área de Mamardashvili. «Es que con nada nos hacen gol», se quejan algunos jugadores. Es que con Guillamón de pivote, fácilmente superado, los rivales generan siempre superioridad en zona de remate, añadimos.

Loading...

Para el entrenador no es sencillo solucionar ese puesto del centro del campo, -para el que se han pedido fichajes desde hace dos temporadas- aunque Eray Cömert podría ser el elegido por fuerza, carácter y argumentos técnicos.

Y también le queda por sulucionar al míster transalpino el plateamiento táctico. Porque se ha comprobado que el 4-3-3 debilita la zona defensiva y obliga a un excesivo esfuerzo físico que el equipo acaba por notar en el último tercio de los partidos. Zorrilla puede ser el escenario necesario para plantear un 4-4-2, con Yunus volviendo a banda derecha, Lato o Jesus Vázquez en banda izquierda, Cömert de pivote y André Almeida con total libertad para fabricar el fútbol.

La opción de reforzar con un doble lateral la banda izquierda -con el La Pobla en su zona natural, por cierto- daría consistencia al centro del campo, facilitaría las subidas de Gayá al asegurar con garantía la retaguardia en ese flanco y liberaría de un desgaste extremo a Samuel Lino para poder encarar como a principio de temporada.

Veremos que hace Gattuso, que dijo ayer que no es importante qué dibujo usan, aunque insistió en su preferencia por el 4-3-3, y recalcó que no se puede cambiar el rumbo de un equipo en unos días. «Hemos trabajado cinco meses en una línea, ¿cómo vamos a preparar una cosa completamente en tres días? Si pensáis que se puede cambiar totalmente un estilo en tres días es vuestro problema”. Ya, pero hace cinco meses, señor Gattuso, el equipo no estaba el décimocuarto en la clasificación y a solo 3 puntos del descenso.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva