Gennaro Iván ‘Rino’ Gattuso: Máximo Décimo Meridio

Russel Crown en Gladiator./INFORMAVALENCIA.COMRussel Crown en Gladiator./INFORMAVALENCIA.COM

ANTONIO SILVESTRE

06. 11. 22

«Mi nombre es Máximo Decimo Meridio, General de los Ejercitos del Norte, Comandante de las Legiones Fénix, leal sirviente del único Emperador, Marco Aurelio…».

Muchos recordaréis la célebre frase de Gladiator (Russel Crowe) cuando se niega a jurar obediencia al nuevo emperador Cómodo (Joaquin Phoenix)) y este ordena el asesinato de su familia. Hemos otimitido el final de la frase, no vaya a ser que algunos de los caganers a los que hacemos referencia en este artículo se sienta aludido.

Pues así, como Máximo Decimo Meridio vimos nosotros a Gennaro Gattuso ayer en la rueda de prensa previa al partido del Valencia contra la Real Sociedad. Un hombre fuerte, con carácter, fiel a sus ideas y a quién le paga (no como Javi Gracia, no como Marcelino García Toral), defensor acérrimo de sus hombres y del proyecto que, durante dos años, dos, le ha sido encomendado.

Como describió la comparecencia ante los medios una buena amiga y grandísima valencianista, Gattuso, el calabrés, fue ayer todo un General romano de las Legiones ante unos periodistas, los de Valencia, que fueron (y son) como la versión gamberra de l’Entrà la Murta: «Un carro plé de fem, una gùeia cagant y un xiquet fen de cos». Así llevan desde septiembre de 2019, dando por culo todo lo que pueden, generando inestabilidad y negatividad entorno al Club, guiados, presuntamente, por uno de los causantes de la delicada situación financiera del Valencia CF, autoarrogado en cerebro del gran equipo de Jaume Ortí. Áquel que traspasó a Mendieta, a Farinós, a Albiol, a Villa, a Silva, a Mata…, cualquiera de ellos, infinitamente mejores que Parejo, Coquelin o Garay.

Pero no se esperaban la bronca del Gladiador Gattuso. Convencidos de su maldad y mediocridad informativa -en algunos de estos ilustres hasta trasnochada- y de sus anteriores hazañas con otros mequetrefes y chivatos del banquillo de Mestalla, en la primera pregunta ya intentaron hurgar en la herida del honor y la dignidad del Comandante romano en cuestión. Y con perdón de lo vulgar, se llevaron una soberana hostia.

No tardaron en reaccionar los vendidos y entregados a la causa de la destrucción del Valencia y a los pocos minutos ya había titulares incidiendo en su particular campaña contra la entidad, el entrenador y por supuesto, Peter Lim, faltaría más. Este domingo se multiplican por diez, con sugerencias al descenso incluídas. Así son de miserables estos sujetos.

Nos enorgullece, como a la mayoría de valencianistas, que Máximo (Gennaro Gattuso) sea nuestro entrenador, que defienda al Valencia y a sus jugadores con la vehemencia y la visceralidad con que lo hace. Pero sobre todo, nos gusta que se atreva con esta pandilla de ignorantes aborregados, incapaces de defender al equipo y procurar minimizar el crucial tema económico, motivo por el que tenemos lo que tenemos, de herencia valenciana. Ahora, al Gladiador le toca atenerse a las consecuencias. Porque todos estos amenazan con hacerle la vida en Mestalla irrespirable. Y de paso, también al Club.

Be the first to comment on "Gennaro Iván ‘Rino’ Gattuso: Máximo Décimo Meridio"

Leave a comment

Your email address will not be published.