Los vecinos de Bejís regresan a sus casas entre lágrimas

Los vecinos de Bejís vuelven a sus casas entre la tristeza y la desolación por el entorno del pueblo(EP)Los vecinos de Bejís vuelven a sus casas entre la tristeza y la desolación por el entorno del pueblo(EP)

Desolados ante los efectos de la voracidad del fuego: ‘El pueblo era conocido por su naturaleza, todo verde, es desgarrador verlo así’

Valencia, sábado 20. 08. 22

A. CASAÑ

Los vecinos de Bejís (Castellón) regresan este sábado a sus hogares, acompañados de sentimientos encontrados, tras un incendio forestal que ha dejado una situación «desoladora» y «horrorosa», ya que «está todo negro», pero con el entusiasmo de que «ya se ha terminado».

La alcaldesa de este municipio castellonense, María José Madrid, tras conocer que los vecinos de la localidad pueden regresar a sus hogares, ha manifestado que «ya podemos volver a casa, estamos empezando a ver qué pasa», ha expresado. La edil ha lamentado que estas jornadas «de incertidumbre» se han vivido «mal, con mucha ansiedad y mucha preocupación» y ha añadido que cada uno de los vecinos del municipio ha buscado «la mejor manera para poder sobrellevar estos días duros».

«Me he puesto muy contenta al entrar, pero realmente es muy dura la visión», ha manifestado, al tiempo que ha lamentado que «se ha quemado todo el término» municipal. «El paisaje es dantesco». «Ahora hay que mirar que la gente vaya viniendo, y poco a poco ponernos a trabajar para lo que puedan necesitar», ha afirmado Madrid, al tiempo que ha indicado que «hay que restablecer los servicios primarios, pero ya poco a poco». La alcaldesa ha indicado que se está retomando «despacio» la vida en el pueblo, puesto que los vecinos vuelven de manera escalonada y cada uno hace las valoraciones sobre cuál es la situación en sus casas.

Además, la alcaldesa ha informado de que en el municipio todavía no tiene agua potable, dado que la conselleria de Sanidad «tiene que valorar el estado del agua antes de que pueda ser consumida». En esta línea, ha apuntado que algunos depósitos de agua potable se han vaciado completamente por el incendio «y no se sabía si la planta embotelladora del municipio estaba quemada por dentro».

Ahora, tras «las valoraciones pertinentes para comprobar su estado», se ha pedido agua a la planta embotelladora «y ya se está trasladando al pueblo para dar servicio a los vecinos hasta que Sanidad permita abrir los grifos». En cuanto al servicio de internet, que continúa inoperativo, la fibra «se ha quemado y se han caído todas las torres». «Estamos intentando gestionarlo, pero esto no es de un día para otro, por lo que despacito y con buena letra», ha expresado la líder municipal.

Así ha quedado la fachada trasera de un edificio de viviendas de Bejís/EP

Así ha quedado la fachada trasera de un edificio de viviendas de Bejís/EP

Los vecinos

El ambiente entre el vecindario es similar. En declaraciones a EP Televisión, uno de los vecinos de este municipio ha explicado que han sido «días duros», durante los cuales ha estado pensando en todo momento cómo estarían sus gallinas. No obstante, ha mostrado su «entusiasmo» porque «ya se ha terminado». «Ahora, a empezar a trabajar y a dejarlo como estaba porque los de Bejís somos duros», ha bromeado.

Este hombre ha indicado que desde el consistorio les han guiado para que suban a sus casas después de la comida, ya que antes las carreteras se encontraban colapsadas. «El pueblo está cerrado, bares, tiendas y todo, no hay nadie porque acaban de dar la orden», ha expresado, al tiempo que ha señalado que se estaban transportando garrafas de agua al pueblo, puesto que todavía no se puede hacer uso del agua potable.

Otra de las vecinas de Bejís ha expresado que la sensación tras el incendio es «desoladora» y resulta «horroso» pensar «todo el trabajo que queda por delante», porque «está todo negro». Y espera que esta situación «sirva para que los políticos de ahora, de antes y los que vendrán se den cuenta de que no tienen ni idea de montes y que no saben hacer nada, ya que no limpian ni dejan hacer cortafuegos».

En este sentido, ha señalado que en el municipio «hubo una nevada que produjo la caída de árboles que todavía no han dejado quitar». «Eso es todo combustible, ni cambio climático ni leches», ha manifestado, y seguidamente ha rectificado: «Cambio climático, de acuerdo, pero si los montes hubieran estado limpios, esto hubiera sido muchísimo menos. Pero ahora ni ellos tienen algo ni tenemos nosotros. ¿Quién va a venir ahora a hacer turismo si nos hemos quedado sin nada?».

Otra vecina afectada, que se ha encontrado la carne de su local comercial podrida tras haberlo abandonado rápidamente hace unos días por el fuego, ha afirmado que «lo peor es psicológico». «Miras alrededor y ves que el panorama es lo más triste del mundo», ha comentado.

Otro vecino ha lamentado que siente «mucha impotencia y tristeza» porque es el lugar donde nacieron sus padres y «siempre ha sido algo muy querido». Además, ha puesto en valor el esfuerzo del consistorio por mantener al corriente de la situación del incendio a toda la población.

 

Be the first to comment on "Los vecinos de Bejís regresan a sus casas entre lágrimas"

Leave a comment

Your email address will not be published.