El incendio de Bejís avanza ‘imparable’ tras calcinar cerca de 10.000 hectáreas

Un total de 30 medios aéreos y 400 efectivos combaten el fuego con "enormes dificultades" debido a la orografía del terreno/BOMBEROSUn total de 30 medios aéreos y 400 efectivos combaten el fuego con "enormes dificultades" debido a la orografía del terreno/BOMBEROS

Un total de 30 medios aéreos y 400 efectivos combaten el fuego con «enormes dificultades»

Valencia, miércoles 17. 08. 22

A. CASAÑ

El incendio de Bejís (Castellón) avanza de forma «imparable» con un comportamiento «extremo» tras calcinar ya más de 9.900 hectáreas y obligar al desalojo de 1.500 personas, según la última actualización de este miércoles, y 30 medios aéreos desde el aire y 400 efectivos de distintos cuerpos y comunidades autónomas desde tierra «redoblan esfuerzos» para combatir el fuego pese a las «enormes dificultades».

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat y el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón habían cifrado, sobre las 15.00 horas de este miércoles, en más de 6.000 las hectáreas de terreno arrasado por el fuego, según las últimas estimaciones realizadas este miércoles. Sin embargo, tan solo una hora después, el 112 ha informado de que el terreno afectado asciende a casi 10.000 hectáreas.

Desde el departamento de bomberos de la Diputación de Castellón se dirige un dispositivo de más de 400 efectivos, incluidos bomberos de Diputación, bomberos forestales de GVA-Sgise, Unidad Militar de Emergencias, Consorcio de Bomberos de Valencia, bomberos del Ayuntamiento de Valencia y de Castellón y medios de las comunidades autónomas de Aragón, Castilla la Mancha, Cataluña y Murcia. Además, treinta medios aéreos combaten las llamas desde el aire.

En concreto, desde la tarde de este martes se desplegaron 14 efectivos del Servicio de Bomberos del Ayuntamiento de Castellón, una autobomba rural pesada (BRP), una autobomba urbana ligera (BUL), una autobomba nodriza pesada (BNP) y un vehículo ligero todoterreno. El trabajo realizado en un primer momento, junto al Consorcio Provincial de Bomberos, se centró en la protección del municipio de Torás.

En la noche del martes al miércoles, otra decena de efectivos y la misma dotación de vehículos colaboró en la protección de las poblaciones de Canales y de Teresa, municipio donde se concentraron posteriormente los esfuerzos para evitar que el fuego entrara en el núcleo urbano. Desde la mañana de este miércoles, los efectivos municipales continúan desplegados para apoyar las labores de refresco en el municipio de Teresa.

1.500  personas desalojadas

Debido al avance del incendio continúan evacuados los municipios de Bejís, Torás, Teresa, Sacañet y el camping de Viver. Este último municipio está además confinado. En total, las autoridades han desalojado a unas 1.500 personas, algunas de las cuales han pasado la noche en los albergues de Cruz Roja instalados en el pabellón multiusos de Viver, en Sergorbe y el polideportivo de Alcublas.

Los medios de extinción trabajan por contener las llamas pese a las «enormes dificultades» de las últimas horas, con un «comportamiento extremo» del fuego que calcinó un camión de bomberos, hirió a dos bomberos del departamento de Diputación de Castellón -ya dados de alta- y a uno de los medios de Aragón -que evoluciona favorablement–. Los efectivos tratan de contener ahora con «redoblados esfuerzos» el «avance imparable» de las últimas horas, aunque en estos momentos el fuego «sigue sin estar estabilizado», según la información del cuerpo provincial.

Difícil orografía

El control del fuego se dificulta debido a la orografía del terreno, que es «tremendamente dura», con profundos barrancos, una tupida masa forestal, y la presencia de aldeas y urbanizaciones diseminadas a lo largo del territorio, que también se han visto amenazadas. La anterior actualización cifraba en torno a 6.000 las hectáreas afectadas en un perímetro de 50 kilómetros, tras comenzar a afectar el fuego al término municipal de Alcublas, en la provincia de Valencia.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado a primera hora de este miércoles que la meteorología durante la mañana ha sido «muy negativa» y ha lamentado el cambio de viento repentino de esta madrugada, que ha desplazado el fuego hacia Sacañet y ha obligado a desalojar esta localidad, algo que no estaba previsto. No obstante, se espera que estos cambios de viento «dinámicos» dejen paso esta tarde a lluvias y tormentas que «ayudarían de manera muy efectiva a la situación» ya que ayudaría, al menos, a estabilizar el fuego.

El fuego de Bejís avanza hacia la zona del Ragudo y se teme que pueda afectar a la autovía que conecta la zona con Aragón, la A-23. Sin embargo, a última hora de la mañana parecía no haber «ninguna afección directa», aunque se mantienen «pendientes» de la evolución.

Be the first to comment on "El incendio de Bejís avanza ‘imparable’ tras calcinar cerca de 10.000 hectáreas"

Leave a comment

Your email address will not be published.