La Guardia Civil desenmascara a un grupo criminal que realizaba instalaciones eléctricas ilegales en Vilamarxant

Estas instalaciones no contaban con las oportunas medidas de seguridad, lo que provocó los incendios en el año 2020. /GUARDIA CIVILEstas instalaciones no contaban con las oportunas medidas de seguridad, lo que provocó los incendios en el año 2020. /GUARDIA CIVIL

Se ha podido establecer una conexión directa entre dichas instalaciones y los 3 incendios ocurridos en Villamarchante (Valencia) en el año 2020

Valencia, miércoles 11. 05. 22

REDACCIÓN informaValencia.com

La Guardia Civil ha detenido a los integrantes de un grupo criminal que se dedicaba a realizar instalaciones eléctricas ilegales en terreno no urbanizable de la localidad de Vilamarxant (Valencia), poniendo así fin al riesgo de incendio que esta situación de peligro estaba generando.

La Guardia Civil de Riba-Roja de Túria, en el marco de la Operación “VILLALDEA”, ha investigado la instalación ilegal de contadores eléctricos en terrenos no urbanizables como causa de los incendios que tuvieron lugar en el año 2020 en las partidas de Noria y Enchilagar del Rulo, de la localidad de Villamarchante. Un total de 3 incendios que han posibilitado la detención de los autores del grupo criminal.

La Policía Local de Vilamarxant informó a la Guardia Civil de Riba-Roja sobre las irregularidades detectadas por IBERDROLA, la compañía distribuidora de electricidad, quien ponía de manifiesto las irregularidades detectadas en las instalaciones eléctricas como causa de los incendios en los diversos informes facilitados a la Guardia Civil.

Los autores sustraían los contadores de viviendas no ocupadas para, posteriormente, instalar el contador en el terreno del nuevo propietario y conectarlo a la red de suministro eléctrico principal. Suministro que, en ocasiones, estaba a cientos de metros de distancia, para lo cual era necesaria la realización de zanjas con maquinaria pesada. Dicho contador seguía figurando en la ubicación de la vivienda de la cual había sido sustraído, pero a nombre del nuevo cliente./GUARDIA CIVIL

Los autores sustraían los contadores de viviendas no ocupadas para, posteriormente, instalar el contador en el terreno del nuevo propietario y conectarlo a la red de suministro eléctrico principal. Suministro que, en ocasiones, estaba a cientos de metros de distancia, para lo cual era necesaria la realización de zanjas con maquinaria pesada. Dicho contador seguía figurando en la ubicación de la vivienda de la cual había sido sustraído, pero a nombre del nuevo cliente./GUARDIA CIVIL

El “modus operandi” de los integrantes del grupo criminal consistía en ofrecer la posibilidad de instalar un contador eléctrico a los propietarios de terrenos no urbanizables, en los cuales no está autorizada dicha instalación. Para ello, los autores sustraían dichos contadores de viviendas no ocupadas para, posteriormente, instalar el contador en el terreno del nuevo propietario y conectarlo a la red de suministro eléctrico principal. Suministro que, en ocasiones, estaba a cientos de metros de distancia, para lo cual era necesaria la realización de zanjas con maquinaria pesada. Dicho contador seguía figurando en la ubicación de la vivienda de la cual había sido sustraído, pero a nombre del nuevo cliente. Los autores utilizaban tanto vehículos como uniformidad de la citada compañía (IBERDROLA) distribuidora de electricidad para generar confianza en los perjudicados.

Estas instalaciones no contaban con las oportunas medidas de seguridad, lo que provocó los incendios en el año 2020. Se ha procedido a regularizar la situación de dichas instalaciones en un total de 9 parcelas, con el consiguiente perjuicio económico de las personas que de buena fe pagaron cantidades entre 8000 y 12000 euros por cada instalación. Los investigadores no descartan que se descubran nuevos datos.

Para el desarrollo de la citada investigación la Guardia Civil de Riba-Roja del Túria ha contado con la colaboración, tanto de la Policía Local de Villamarchante, como de IBERDROLA, quien ha colaborado activamente en el buen desarrollo de la investigación que finalizó el pasado mes de abril con la detención de tres hombres, de 38, 39 y 68 años y de nacionalidades española y argentina, a los cuales se les atribuyen los delitos de pertenencia a grupo criminal, hurto, estafa y defraudación de fluido eléctrico.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 7 de Llíria.

Be the first to comment on "La Guardia Civil desenmascara a un grupo criminal que realizaba instalaciones eléctricas ilegales en Vilamarxant"

Leave a comment

Your email address will not be published.