TRIBUNALES

Santi Mina, condenado a cuatro años de prisión por abuso sexual

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a cuatro años de prisión al futbolista del Celta de Vigo Santi Mina por abusar sexualmente de una mujer./TDP
La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a cuatro años de prisión al futbolista del Celta de Vigo Santi Mina por abusar sexualmente de una mujer./TDP

La Audiencia de Almería ha condenado al delantero del Celta a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual a una mujer el 18 de junio del 2017 en Mojácar (Almería)

Miércoles 04. 05. 22

A. CASAÑ

La Audiencia de Almería ha condenado al delantero del Celta Santi Mina, a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual a una mujer el 18 de junio del 2017 en Mojácar (Almería), si bien lo ha absuelto de agresión sexual, eximiendo de cualquier responsabilidad penal a su amigo y también futbolista, David Goldar.

El tribunal presidido por la magistrada Társila Martínez absuelve a Mina del delito de agresión sexual por el que el fiscal pedía ocho años de prisión y la acusación particular nueve años y medio de cárcel, condenándolo por un delito de abuso sexual por el que también le impone una orden de alejamiento de 500 metros respecto de la víctima durante 12 años y el pago de una indemnización de 50.000 euros.

El Celta toma medidas

El Real Club Celta de Vigo por su parte, ha reaccionado tras conocer la sentencia contra su jugador Santi Mina que lo condena a cuatro años de cárcel por un delito de abuso sexual a una mujer el 18 de junio de 2017 en Mojácar (Almería). El club gallego ha emitido un comunicado oficial donde toma medidas contra el futbolista tras conocer la sentencia de la Audiencia de Almería. De momento le ha abierto un expediente disciplinario y le aparta de los entrenamientos del primer equipo. «El club se ve en la obligación de tomar medidas frente a aquellos hechos que menoscaban de forma notoria la imagen del club y atentan directamente contra sus valores», se detalla en el comunicado de la entidad.

El comunicado oficial íntegro del Celta reza lo siguiente:

«A raíz de la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería, emitida en la jornada de hoy, el RC Celta ha decidido la apertura de un expediente disciplinario al jugador Santiago Mina para dilucidar sus responsabilidades laborales a la vista de esta resolución. Por esta razón y de manera cautelar, se ha decidido apartar al jugador, provisionalmente, de los entrenamientos del primer equipo, sin perjuicio de que continue realizando las actividades que al efecto le indique el club.

El RC Celta respeta el derecho de defensa del jugador, pero se ve en la obligación de tomar medidas frente a aquellos hechos que menoscaban de forma notoria la imagen del club y atentan directamente contra sus valores, mostrando una vez más su más absoluto rechazo hacia el delito tipificado en la resolución judicial».

Los hechos

Los hechos por los que se ha juzgado y condenado a Santi Mina a cuatro años de cárcel tuvieron lugar en verano de 2017. Concretamente, la madrugada del 16 de junio. Según el relato de los hechos presentado en su momento por la Fiscalía, a las 04:30 de aquel 16 de junio de 2017.

El acusado, por aquel entonces jugador del Valencia, aprovechó que su amigo, el también futbolista David Goldar, que militaba en el Nàstic de Tarragona y con el que disfrutaba de las vacaciones en la localidad almeriense de Mojácar, se había ido con una mujer a la caravana que tenía estacionada en las proximidades de una discoteca de aquella localidad para, también él, satisfacer su «apetito sexual» a pesar de la «manifiesta voluntad contraria» de la presunta víctima.

Según el escrito de la Fiscalía, que pedía ocho años de prisión, Santi Mina habría accedido a dicha caravana cuando Goldar y la denunciante ya se encontraban dentro. Fue entonces cuando el acusado, presuntamente, le dijo a la denunciante que le gustaba «mucho» y que deberían «hacer algo», a lo que ella se negó.

Según la acusación, tras esta primera respuesta Mina habría salido del vehículo para entrar poco después y agredirla sexualmente. Algunas fuentes apuntaron que el jugador habría accedido al vehículo desnudo y que tras no poder mantener relaciones sexuales con la chica le habría realizado diversos tocamientos.

El relato describe cómo habría introducido el pene en la boca de la denunciante y posteriormente la empujó hacia la cama, «introduciéndole tres dedos de la mano derecha en la vagina». Tanto Mina como Goldar fueron detenidos y puestos en libertad unas horas después.

A consecuencia de aquella presunta agresión, la víctima presenta, según las mismas fuentes, sintomatología ansiosa y depresiva grave y su vida cotidiana resultó «muy afectada», ya que sufre trastorno de estrés postraumático crónico.

Recurso contra la sentencia

La defensa del futbolista español del Celta Santi Mina, condenado a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual a una mujer, ocurrido el 18 de junio de 2017 en Mojácar (Almería), ha anunciado que recurrirá la sentencia al considerar que no se encuentra «ajustada a derecho».

«Considerando la misma no ajustada a derecho y con importantes errores en la valoración de las pruebas practicadas y por tanto de los hechos acaecidos, (la representación letrada de Mina) procederá a interponer el correspondiente recurso de apelación en los próximos días», han manifestado en un comunicado remitido a los medios de comunicación.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva