La Guardia Civil desarticula dos puntos de cultivo de marihuana en la Ribera Alta

Se han detenido a dos personas por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico../GUARDIA CIVILSe han detenido a dos personas por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico../GUARDIA CIVIL

Los agentes han deteniodo a dos personas e intervinieron más de 250 plantas y 35 kilogramos de cogollos de cannabis

Valencia, lunes 18. 04. 22

REDACCIÓN informaValencia.com

Agentes de la Guardia Civil de la localidad valenciana de Carcaixent ha desarrollado dos operaciones, procediendo a la intervención de más de 280 plantas de marihuana y 35 kilogramos de cogollos. Se han detenido a dos personas por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Estas actuaciones se encuentran enmarcadas dentro del plan de respuesta policial al cultivo y tráfico ilegal de marihuana y los beneficios del mismo, así mismo como en el plan operativo de respuesta policial al tráfico minorista y consumo de drogas, lugares y locales de ocio y diversión que la Guardia Civil viene desarrollando en sus labores de prevención de la delincuencia y seguridad ciudadana.

La primera operación comenzó a mediados de febrero, cuando la Guardia Civil de Carcaixent tuvo conocimiento de la posible existencia de un delito contra la salud pública en la localidad de Énova.

A través de los servicios establecidos y de las intensas gestiones efectuadas por la Guardia Civil, se pudo constatar como una vivienda estaba siendo utilizada para cultivo de marihuana y estaba conectada a la red ilegalmente. En el registro llevado a cabo por los agentes se intervinieron más de 280 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento, así como la instalación para su cultivo, valorada en más de 5.300 euros.

En el registro llevado a cabo en Énova por los agentes se intervinieron más de 280 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento, así como la instalación para su cultivo, valorada en más de 5.300 euros./GUARDIA CIVIL

En el registro llevado a cabo en Énova por los agentes se intervinieron más de 280 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento, así como la instalación para su cultivo, valorada en más de 5.300 euros./GUARDIA CIVIL

Finalmente, la operación culminó con la detención de un hombre de 42 años, y de nacionalidad española, por un delito contra la salud pública (cultivo) y defraudación de fluido eléctrico. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número dos de Alzira.

La segunda operación comenzó a principios de marzo, cuando la Guardia Civil localizó otra vivienda dedicada al cultivo de marihuana en la pedanía de Cogullada de Carcaixent.

En el registro llevado a cabo por los investigadores en la vivienda hallaron 35 kilogramos de cogollos de marihuana, así como diferentes efectos utilizados para el buen desarrollo y crecimiento de las plantas como 37 lámparas y 37 balastros valorados en más de 6000 euros.

Además, se pudo constatar por técnicos de la empresa Iberdrola, que la vivienda presentaba un enganche ilegal a la red. La operación terminó con la detención de una mujer de 35 años de edad, y de nacionalidad española, por un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número siete de Alzira. Finalmente, las operaciones han culminado con la desarticulación de dos puntos de cultivo y con la detención de los responsables de la citada actividad delictiva.

Be the first to comment on "La Guardia Civil desarticula dos puntos de cultivo de marihuana en la Ribera Alta"

Leave a comment

Your email address will not be published.