Ucrania acusa a Rusia de genocidio tras el bombardeo del hospital infantil de Mariúpol

Imagen del hospital bombardeado en Mariúpol, sur de Ucrania/24HORASImagen del hospital bombardeado en Mariúpol, sur de Ucrania/24HORAS

Las autoridades ucranianas confirman tres muertos, entre ellos una niña. El presidente  Zelenski ha dicho que hay personas y niños debajo de los escombros y ha denunciado la inacción de la comunidad internacional.

Jueves, 10. 03. 22

A. CASAÑ

La ciudad portuaria de Mariúpol, a orillas del mar de Azov y de importancia estratégica para Moscú porque su control permitirá conectar por tierra la Rusia continental con la península de Crimea, volvió a ser intensamente bombardeada, lo que ilustra perfectamente la razón por la que se hace imposible evacuar a su población.

El Ayuntamiento de Mariúpol aseguró que «las tropas de ocupación rusas lanzaron bombas contra un hospital infantil. La destrucción es colosal y varias personas quedaron atrapadas bajo los escombros». Los medios de comunicación ucranianos citan también las informaciones de un antiguo policía, Viacheslav Abroskin, difundidas a través de Facebook, afirmando que también «resultó alcanzado el hospital de maternidad número 2 de Mariúpol (…) testigos presenciales sostienen que la maternidad ya no existe. Hay muchas mujeres muertas y heridas».

El ataque, que según las autoridades locales dejó 17 adultos heridos y al menos tres muertos, entre ellos una niña, se produjo la víspera de la primera reunión de negociación de alto nivel entre los dos países desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

Estas informaciones fueron ratificadas por Pavlo Kirilenko, miembros de la Administración militar local. Manifestó a través de Twitter: «Rusos, no solo habéis cruzado la línea de lo que es aceptable en las relaciones entre Estados y pueblos sino que habéis cruzado la línea de lo humano».

El ataque dejó 17 adultos heridos y al menos tres muertos, entre ellos una niña,/24HORAS

El ataque dejó 17 adultos heridos y al menos tres muertos, entre ellos una niña,/24HORAS

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, también mediante Twitter, se hizo eco de la tragedia acaecida en Mariúpol calificándola de «atrocidad». «¿Cuánto tiempo más seguirá el mundo siendo cómplice e ignorando el terror? ¡ Declarad ahora mismo la zona de exclusión aérea! ¡Detened la matanza! Tenéis el poder pero parece que estáis perdiendo la humanidad», reclamó el dirigente ucraniano. Zelenski ha hecho hincapié en que «la bomba aérea sobre el hospital de maternidad es la prueba final. La prueba de que el genocidio de los ucranianos está teniendo lugar». Por su parte, Rusia ha negado que haya atacado dicho hospital infantil y tilda la noticia de «fake news» por parte de Ucrania.

Zelenski denunció el pasado martes que Mariúpol, ciudad que llegó a tener 400.000 habitantes antes de la guerra en 2014 y lleva ahora nueve días machacada por los bombardeos, está «sin comunicaciones, electricidad, comida y agua». Se refirió también a la muerte de una niña de seis años por deshidratación al quedar atrapada por los escombros tras ser alcanzada su vivienda por las bombas. Pereció también su madre.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, que se reunirá en Turquía este jueves con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, ha hecho un llamamiento a Occidente para que tome medidas de fuerza «a fin de detener esta guerra bárbara contra civiles y bebés». Kuleba repitió que «Rusia está bloqueando la ayuda humanitaria y la evacuación» de civiles de Mariúpol haciendo uso de «bombardeos indiscriminados». Señaló que «unos 3.000 bebés necesitan alimentos y medicinas» e instó a la Comunidad Internacional a «actuar sin pérdida de tiempo».

Be the first to comment on "Ucrania acusa a Rusia de genocidio tras el bombardeo del hospital infantil de Mariúpol"

Leave a comment

Your email address will not be published.