El poder del silencio

FOTOGRAFÍA ROSA MURIEL

ROSA MURIEL/ ASÍ ES LA VIDA

15.11.21Rosa Muriel

Aprendi a callar, unas veces por respeto, otras por contención, por discreción, por prudencia, por educación.

He callado por no lastimar cuando he considerado oportuno tomar una decisión sabia. A veces es mejor callarse y dejar que la marea baje, pero soy consciente que cuando tengo que decir lo que siento lo hago sin remordimientos, a sabiendas de lo que digo, sin arrepentimientos, porque también sé que hay circunstancias y momentos que he levantado mi voz, he dicho lo que siento, lo que pienso y más aún cuando sé que estoy con el poder de la razón, de mi razón y ante esto no sé callar.

Se dice que somos esclavos de nuestras palabras y dueños de lo que no decimos, pero también hay personas que pueden ser esclavos de sus actos, por qué si hablamos de actos, cada cual decide lo que hace en cada momento: cada persona asume las consecuencias de lo hecho.

«El hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras». Aristóteles.

Be the first to comment on "El poder del silencio"

Leave a comment

Your email address will not be published.