0-1. España gana en Grecia y se jugará el Mundial en Sevilla

Sarabia conseguía transformar el penalti que a la postre daría una importante victoria a España/TDPSarabia conseguía transformar el penalti que a la postre daría una importante victoria a España/TDP

A la selección española le basta con un empate ante Suecia en Sevilla para clasificarse como primera de grupo

Jueves, 11.11.21

A. CASAÑ

Fueron tres puntos que suponen que España llegue como primera de grupo al partido de este domingo en Sevilla ante Suecia. A la selección le basta un empate en ese duelo para estar en el Mundial de Qatar de 2022. España saltó al campo de Atenas sabiendo que Suecia había perdido ante Georgia y los de Luis Enrique no iban a desaprovechar ese regalo sueco que les allana mucho el camino del Mundial.

La Roja sabía que con el fiasco sueco, el duelo ante Grecia no tenía tanta presión como en los días anteriores. Incluso podía perder o empatar porque todo se iba a decidir en Sevilla, pero esta España no está hecha para conformarse, si no para ganar. Para hacer eso realidad, Luis Enrique sacó de inicio a Morata y Raúl de Tomás, que debutó en la Roja.

Es cierto que el seleccionador reservó de inicio a Busquets pensando en Suecia porque está a una amarilla de perderse ese partido. Ausencia destacada pero que no mermó el potencial de una España que superó el intento inicial de Grecia de presionar. Un espejismo porque en cuanto la Roja comenzó a tener el balón, todo lo que pasaba en el campo lo protagonizaba la selección española.

Destacaba la movilidad de Morata y la ocasión desaprovechada por Raúl de Tomás a pase de Koke al cuarto de hora. Para mal, la lentitud en el juego español que favorecía el sistema defensivo rival y el susto de Grecia en el minuto 21 con un gol anulado a Masouras por fuera de juego.

El seleccionador español sigue su paso firme para clasificara a España para el Mundial de Qatar/RTVE

El seleccionador español sigue su paso firme para clasificara a España para el Mundial de Qatar/RTVE

La tranquilidad

Todo cambió en el minuto 26 cuando Sarabia marcó el 0-1 al transformar un penalti sobre Íñigo Martínez. Una jugada nacida de un saque de esquina provocado por una nueva ocasión de Raúl de Tomás. El centro al área acabó con una jugada confusa en la que el colegiado señaló los 11 metros, el VAR no le corrigió y Sarabia marcó el 0-1 para acabar con el maleficio español que llevaba cinco penaltis seguidos fallando.

A partir de ahí, España se creció y Grecia se vino abajo. La Roja tuvo ocasiones para irse al descanso con más goles, pero entre el portero griego –espectacular su parada a Morata– y la falta de puntería, el encuentro llegó a la media parte con ese 0-1 en el marcador.

Grecia, como no podía ser de otra manera, salió al campo con más actitud ofensiva que en la primera mitad en la que aparte del gol anulado, no inquietó a Unai Simón. Los helenos apretaron a la Roja, aunque más de cara a la galería que otra cosa porque la realidad decía que los de Luis Enrique seguían muy tranquilos en el terreno de juego, más allá de alguna entrada fea de los jugadores griegos.

Luis Enrique no quería riesgos y refrescó el ataque español dando entrada a Dani Olmo y a Rodrigo Moreno por Sarabia y Raúl de Tomás, respectivamente. El seleccionador buscaba con eso acabar con la incertidumbre del marcador y lograr el gol que prácticamente finiquitara el encuentro. A pesar de las intenciones del seleccionador, los minutos iban pasando sin que pasara nada sobre el terreno de juego. Grecia quería pero no podía y España arriesgaba lo más mínimo. Ahí, Luis Enrique dijo basta y puso en el campo a Busquets y Fornals para intentar cerrar de una vez por todas el encuentro.

El plan era perfecto en la cabeza de Luis Enrique, pero no se reflejaba en el campo porque España seguía sin poder respirar tranquila ante un Grecia muy voluntariosa que lo estaba dando todo para empatar. Y así iban cayendo los minutos sin que ni uno ni otro equipo lograra su objetivo. Así se entró en la recta final del encuentro, ese momento en el que fallar no está permitido. Es lo que se dedicó a hacer España, tener el balón, moverlo y arriesgar cuando era necesario, para tener una ocasión de gol. El ‘abc’ de cualquier equipo para mantener un resultado corto, un triunfo que para España valía su peso en oro.

El pitido final acabó con los nervios españoles que pudieron respirar tranquilos con ese 0-1 que deja a la Roja con el Mundial más cerca. Cerca pero no cerrado porque el domingo en Sevilla, España no puede despistarse lo más mínimo ante Suecia. Le vale un triunfo o un empate para estar en el próximo Mundial de Qatar, pero seguro que Suecia pone las cosas difíciles porque ellos sí están obligados a ganar.

Datos del partido

Grecia.-  Vlachodimos; Androutsos, Tzavellas, Goutas, Tsimikas, Giannoulis (Limnios, m.67); Siopis, Bouchalakis (Pelkas, m.78), Mantalos; Pavlidis (Douvikas, m.46) y Giorgos Masouras (Tzolis, m.46).

España.- Unai Simón; Carvajal, Íñigo Martínez (Azpilicueta, m.89), Laporte, Gayá; Rodri, Gavi (Busquets, m.65), Koke; Sarabia (Dani Olmo, m.57), Morata (Fornals, m.65) y De Tomás (Rodrigo, m.57).

Gol: 0-1, m.26: Sarabia de penalti.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Siopis (33), Tsimikas (54), Goutas (59) y Tzavellas (93) por Grecia; y a Sarabia (48) y Carvajal (79) por España.

Encuentro correspondiente a la penúltima jornada de la fase de clasificación al Mundial 2022, disputado en el estadio Olímpico de Atenas ante 21.000 espectadores.

Be the first to comment on "0-1. España gana en Grecia y se jugará el Mundial en Sevilla"

Leave a comment

Your email address will not be published.