Balada de otoño

FOTOGRAFÍA ROSA MURIELFOTOGRAFÍA ROSA MURIEL

ROSA MURIEL / ASÍ ES LA VIDA

11.11.21Rosa Muriel

Llueve. La lluvia es nostalgia, es poder, es el aquí y ahora. Con la taza de café entre mis manos, sintiendo como calienta mis dedos, me acerco tranquila hacia la ventana y observo como llueve.

Aquí en el Mediterráneo, con lluvias de otoño unas veces feroces, otras suaves y tranquilas, tan renovadoras que alimentan y limpian todo lo que sus miles de gotas acarician.

Llueve
Detrás de los cristales llueve y llueve
Sobre los chopos medio deshojados
Sobre los pardos tejados
Sobre los campos llueve
Pintaron de gris el cielo
Y el suelo
Se fue abrigando con hojas
Se fue vistiendo de otoño
La tarde que se adormece
Parece un niño que el viento mece
Con su balada en otoño
Una balada en otoño
Un canto triste de melancolía
Que nace al morir el día
Una balada en otoño
A veces como un murmullo
Y a veces como un lamento
Y a veces viento…  (J.M.Serrat)

Llueve,  llueve en los pensamientos, en los sentimientos. Aquí en la ventana, me doy cuenta de que han pasado muchas lluvias, muchas tempestades, pero también muchos anhelos y añoranzas, quizás los dioses de la lluvia quieran que saque a flote todo lo que estoy sintiendo en este justo momento, aquí en la ventana, con el café entre mis manos.

Y sonrío observando esa gota que cae y forma una burbuja cayendo sobre otra, imaginando el más cálido beso y la más hermosa caricia, dejándose llevar con Chopin con su obra magistral «Nocturne op.9 No.2».

Pensamientos, sensaciones, sentimientos, anhelos y añoranzas que trae la lluvia. Llueve.

Be the first to comment on "Balada de otoño"

Leave a comment

Your email address will not be published.