Crisantemos para el amor

Crisantemos.

MANUEL HUERTA

01.11.21

Se nos rompió la vida de repente y no pudimos disfrutar de lo mejor que nos quedaba por vivir. Tú, con Él, en paz y sosiego; yo, en esta etapa terrenal llena de piedras y grandes obstáculos, pero también de grandes alegrías nacidas de la carne de tu carne. Separados por la voluntad de Dios, como sabíamos, unidos por el alma, como esperábamos.

Hoy es la Fiesta en la que muchos te recordarán como hacen una vez al año. Nosotros lo hacemos cada día, si no cada minuto de nuestras vidas. Tu hija me pregunta el porqué de la vela blanca si vives constantemente en nuestra memoria. Y siendo cierto, le explico que necesito exteriorizar mi anhelo, que ellos vean mi callado grito de amor por ti, sobre todo los pequeños.

El tiempo corre cada vez más deprisa para volver a estar juntos. Sé que todavía les hago falta. A alguno, mucha falta todavía. Pero mi peregrinación por este mundo se acerca a su fin, cansado, seco el corazón, ahora alimentado por el cariño de tus hijos y los hijos de tus hijos. Pero hay señales, y ganas de descubrir lo que sé que significan.

Estarás muy orgullosa de tu herencia. Y muy alegre por la hija de tu hija, lo sé. Todos ellos, el tesoro que el Señor no nos dejó compartir juntos. Hoy es el día de las lágrimas al recordarte, como la de tantos otros días, cuando sus logros, sus gestos y sus palabras impregnan mi vida de tu presencia.

Mi corazón se llena este día del amor de Lolita, del lejano recuerdo de Juanito y de mis queridos iaia Lola, tía Rafeleta, tío Emilio. Y de tantos otros que ya os acompañan en el reino de los cielos. Rezad por mí y por nuestros hijos y sus familias, y por las familias de sus familias para que con vuestras oraciones puedan ser felices y vivir en paz.

 

Be the first to comment on "Crisantemos para el amor"

Leave a comment

Your email address will not be published.