Educación insiste en que los exámenes no determinarán si se repite en Primaria

Vuelta al cole 2020-21 - GVAPilar Alegría reduce las horas de Religión en las clases de los niños de 6 a 12 años/FOTO GVA

Un borrador de Educación establece que la promoción se decidirá de forma colegiada entre los profesores y el tutor al final del curso

Madrid, 07.10.21

ANTONIO CASAÑ

El Ministerio de Educación ha elaborado un borrador de real decreto, que prevé remitir a las comunidades autónomas, en el que prima la evaluación continua y global del alumno sobre los exámenes a la hora de decidir si pasa o no de curso en la etapa de Educación Primaria.

Este borrador tendrá que ir al Consejo Escolar del Estado y, según fuentes de Educación, se ha enviado ya a las comunidades, mientras que algunas de ellas aseguran que no han recibido nada y que se han enterado por los medios.

Pese a que seguirá habiendo notas de calificación por cada asignatura, la promoción de curso la decidirán de forma colegiada al final del curso los profesores de cada alumno, siendo especialmente relevante el criterio del tutor. En cualquier caso, la repetición solo se podrá dar de forma «excepcional» una vez en toda la etapa de Primaria.

El borrador, al que ha tenido informaValencia.com, recupera la estructura de tres ciclos en la Educación Primaria (cada ciclo corresponde a dos años), da una mayor importancia a la «evaluación global, continua y formativa» de los alumnos y “tendrá en cuenta el grado de desarrollo de las competencias clave y su progreso en el conjunto de los procesos de aprendizaje”.

La norma subraya que la educación pública constituye el eje vertebrador del sistema educativo y elimina la "demanda social" para abrir nuevos centros concertados o aumentar plazas./archivo

La norma subraya que «la educación pública constituye el eje vertebrador del sistema educativo» y elimina la «demanda social» para abrir nuevos centros concertados o aumentar plazas./archivo

Esta evaluación continua permitirá que, “cuando el progreso no sea el adecuado”, se establezcan “medidas de refuerzo educativo” que “deberán adoptarse tan pronto como se detecten las dificultades”. “El equipo docente, coordinado por el tutor o la tutora del grupo, llevará a cabo la evaluación final de los alumnos de forma colegiada en una única sesión que tendrá lugar al finalizar el curso escolar”, establece el borrador.

Con todo ello, el proyecto de real decreto prevé garantizar “el derecho de los alumnos a una evaluación objetiva y a que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean valorados y reconocidos, para lo que establecerán los oportunos procedimientos”. De igual forma, llama al uso “generalizado” de “instrumentos de evaluación variados, diversos y adaptados a las distintas situaciones de aprendizaje que permitan la valoración objetiva de todo el alumnado”.

El texto también afecta los profesores, en cuanto a que deberán evaluar no solo los aprendizajes del alumnado, sino también «los procesos de enseñanza y su propia práctica docente».

Supresión del castellano como lengua vehicular y limitaciones a la concertada, las claves de la ley Celaá

La nueva ley educativa, la LOMLOE, ya adelantaba que la repetición será excepcional y solo se podrá dar una vez en los seis cursos de Primaria, algo que también aparece en este texto.

Una vez evaluada la evolución del alumno a final del curso, la decisión sobre su promoción se tomará de forma colegiada con “especial consideración” de la información y el criterio del tutor o tutora.

Si dicha evolución no hubiera sido favorable, “el alumno recibirá los apoyos necesarios para recuperar los aprendizajes que no hubiera alcanzado el curso anterior”.

«Si en algún caso y tras haber aplicado las medidas ordinarias suficientes, adecuadas y personalizadas» para solventar estas carencias o hubiera sido suficiente y los docentes consideran adecuada la repetición de curso, «se organizará un plan específico de refuerzo para que, durante ese curso, pueda alcanzar el grado esperado de adquisición de las competencias correspondientes».

Asignatura remodelada por la Conferencia Episcopal

Además, la asignatura de Religión reduce su horario, pasando de 300 a 210 horas, mientras que en lugar de las 300 que tenía con la Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006. Es decir, 70 horas en cada uno de los tres ciclos en que se divide la etapa de Primaria.

Por el contrario, ganan peso otras asignaturas como Educación Artística, con 360 horas en total (120 en cada uno de los tres ciclos de la etapa) cuando en la ley socialista de 2006 tenía 315. Lo mismo ocurre con Matemáticas, que tendrá 545 horas en los tres ciclos, mientras que con la LOE tenía 560 horas. Lengua Castellana y Literatura sube a 840 horas.

Este es el horario que ha impuesto el Estado de acuerdo a los porcentajes que le corresponde establecidos en la polémica ‘ley Celaá’. Esta dice que «las enseñanzas mínimas requerirán el 50 por ciento de los horarios escolares para las comunidades autónomas que tengan lengua cooficial y el 60 por ciento para aquellas que no la tengan».

Este lunes la Conferencia Episcopal publicó cado los borradores del currículo de la asignatura de Religión para las etapas de Infantil, Primaria y Educación Secundaria Obligatoria (ESO). La elaboración del contenido de esta materia, una vez aprobada la nueva ley educativa (‘ley Celaá’) le corresponde a los obispos porque así lo determina el acuerdo existente entre el Estado y la Santa Sede.

El currículo se aborda en el caso de la ESO desde una «perspectiva cristiana» y también «inclusiva» y destacan, además, «la socialización de los niños y niñas en armonía con su autonomía personal, afectiva y emocional» en el caso de segundo ciclo de Infantil, así como la «construcción de la autonomía personal y el equilibrio emocional de niños y niñas». También se pone énfasis en la «dignidad humana», además de «el conocimiento de Jesucristo, la Historia de la Salvación y la Iglesia».

En esta ocasión, aunque no es habitual, los obispos han decidido someter los borradores a consulta pública desde este lunes hasta el próximo 21 de octubre. Sin embargo, la patronal más grande de la concertada, Escuelas Católicas, no ha visto con buenos ojos que se los invite a participar a posteriori, es decir, después de que los currículos hayan sido elaborados.

 

 

Be the first to comment on "Educación insiste en que los exámenes no determinarán si se repite en Primaria"

Leave a comment

Your email address will not be published.