El sexo, pecado estrella de los confesionarios

A G-T P facebookA G-T P facebook

ANTONIO GIL-TERRÓN PUCHADES

13.09.21

La importancia que la Iglesia le ha dado, durante siglos, al sexo como fuente de pecado y perdición, no deja de ser un sinsentido para aquellos que hemos leído y estudiado, las palabras de Jesucristo y sabemos que el tema sexual, en el magisterio de Jesús, prácticamente no aparece, y lo poco que aparece es contemplado con benevolencia.

Sin embargo, lo que sí criticó Jesucristo con dureza, fue la soberbia, el egoísmo, la riqueza y el lujo desmedido e insolidario, la maledicencia y la murmuración, la calumnia, el prejuzgar a nuestros semejantes, y la falta de caridad y compasión para con nuestro prójimo.

Pecados estos que, farisaicamente, fueron pasando a un segundo plano, al irse convirtiendo la cuestión sexual en el pecado estrella por excelencia, y plato fuerte de los confesionarios.

¿Por qué? Para responder a esta pregunta habría que escribir un libro. De hecho lo escribí y lo tengo publicado, aunque he evitado su difusión para no montar más escándalos de los que los propios interesados que viven de la Iglesia, han montado.

Mi fe es fuerte, y está forjada a prueba de papas y obispos; y no la quebraran por mucho que se empeñen en ello.

La confesión

Be the first to comment on "El sexo, pecado estrella de los confesionarios"

Leave a comment

Your email address will not be published.