Machismo perruno

La patrulla canina: Ryder es un niño de 10 años. Es el líder, el rescatador y, en cierta manera, el profesor de los cachorros./DIBUJOSACT

ENRIQUE ARIAS VEGA / A CONTRACORRIENTE

31.08.21

Resulta que hasta en los canes se da el machismo o, al menos, en los dibujos animados que los tienen como protagonistas. La última parida en ese sentido la ha realizado Teresa Rodríguez, la antigua aliada de Pablo Iglesias en Andalucía. Todo, porque el jefe de la serie infantil La patrulla canina es un macho, en vez de la perrita que forma parte de la patrulla.

Los guionistas de series y los escritores en general lo tienen, pues, bien complicado, pese a que el protagonismo femenino es cada vez mayor en las series y que los últimos premios literarios suelen ser biografías de mujeres, siguiendo la moda del mercado y de lo políticamente correcto.

O sea, que la culpa del machismo perruno (en este caso) no es de los animales, sino de guionistas, directores televisivos, programadores y hasta de los niños a quienes gustan esas series y no se manifiestan en protesta del heteropatriarcado animal, que es por donde debe comenzar la discriminación sexual, según se infiere de la manifestación de la señora Rodríguez.

Llevando al extremo esa teoría, no nos vale ningún cuento infantil de los clásicos, desde Blancanieves a La bella durmiente, incluyendo que en vez de El gato con botas de Charles Perrault debería tratarse de una gata brillante espadachina.

Y, puestos a rizar el rizo de lo ridículo, no sé por qué los impugnadores de un machismo donde no lo hay, no protestan de que en la actual Vuelta Ciclista a España no figuren mujeres o de que Messi, cobre tanto o más que todo un equipo de fútbol femenino al completo.

Para evitar estas discusiones bizantinas en el futuro, propongo una intervención total en el mercado y que los guiones de lo que han de ver nuestros menores sean escritos directamente por los políticos y así nos veremos libres del machismo perruno y de cualquier tipo de oprobioso y sutil heteropatriarcado.

Be the first to comment on "Machismo perruno"

Leave a comment

Your email address will not be published.