Operación Verdi: CONCLUIDA. Último capítulo

Enrique Argente VidalEnrique Argente Vidal

Con la declaración de Juan Ramírez y la acción policial de los países implicados, la trama de blanqueo de capitales, tráfico de armas y financiación ilegal iba a quedar resuelta. Oficialmente la Operación Verdi estaba cerrada aunque todavía se iba a producir una consecuencia de la acción policial. El agente Paco Puig se encontraba con su vida privada, entre la soledad y la esperanza que le inspiraba la luz de Andrea: “la ópera de las pequeñas gentes y las pequeñas cosas»…

En Verona y su Arena

Enrique Argente

La voz de Andrea sonó clara y con su eterno timbre jovial.

“todoestabueno.com” ¿dígame en puedo ayudarle?                      

No podía evitarlo, cada vez que oía pronunciar el nombre de la empresa de Andrea, tenía el mismo pensamiento.

—¡Si ya sé qué diréis que soy un machista— pero a mí me entran unas ganas locas de decirle “tu sí que estas buena!”  Por esta vez y ya van un buen número de ellas me contuve.              

—¿Pero Andrea, que demonios haces trabajando un cinco de Agosto?              

—Pues ya ves, soy…  ¿Cómo te lo diría?… una, no ya tan joven emprendedora, que tengo que sacar mi empresa adelante, incluso en vacaciones. No gozo de los privilegios de otros que son… funcionarios europeos.              

—Encajada la directa, porqué de indirecta tu alusión al funcionariado no ha tenido nada. Pero ahora querida, vas a tener que encajar otra cosa. El avión.                              

Sin dudarlo ni un instante mostró su incredulidad  

—¡Si hombre!  Mira lo que te digo. Los del tiempo acaban de decir que va a nevar un cinco de agosto en Xàtiva y en Écija por decir algo. ¡Venga ya Paco, por favor! que tengo mucho trabajo.              

—Te hablo en serio cariño. Estoy en Verona, ayer terminó el simposio en el que intervenía, y he conseguido dos “poltroncina centrale di grada”, que me han asegurado son dos magníficas localidades, para ver, oír y disfrutar juntos de la Boheme, en el marco incomparable de la Arena de Verona…patria de Romeo y Julieta y cantada por Teresa Casabella.              

—¡¡Pero tú estás loco!! ¡¡No llego!! ¡¡No…no puedo!!…no…no…no…  sé qué                 

—Para…para…para. ¡Stop! Tranquila. Vayamos por partes: No estoy loco, simplemente estoy enamorado de ti. ¡Si llegas! por qué si abres el correo electrónico, encontrarás la tarjeta de embarque a tu nombre, para el vuelo Ryanair a Bolonia de las 14,10. Es el vuelo directo más próximo a Verona que he encontrado y allí estaré esperándote. En cuanto a lo de no puedo, si es por los llamémosles “arreglos femeninos” a pesar de no ser necesarios en tu caso, están previstos. La señorita Angélica, recepcionista del hotel me ha ayudado en todo. A las 10 sesión de baño y masaje, peluquería y…espera que lo lea…” Restauro facciali e trattamento”. ¡No te acepto un no!

El silencio, que tras la exposición de lo planeado se produjo, comenzaba a intrigarme, al fin tras unos largos segundos, la voz de una emocionada Andrea, sonó en mi oído.

—En efecto, no me puedo negar y no lo voy hacer. Pero necesito endiabladamente todo el tiempo hasta las dos y diez en que sale el avión, así que un beso y hasta luego…una sola cosa más, yo tampoco estoy loca, pero si sigues así puedo enloquecer. Fin de la llamada

El sordo zumbido del teléfono marco el final de la conversación. ¡Ahora era yo quien necesitaba aprovechar mí tiempo!

Todo lo había planeado como una intervención policial: tiempos, medios, coordinación, horarios… así que todo había salido a la perfección y en estos momentos nos encontrábamos Andrea y yo, en una calurosísima tarde de Agosto, vestidos de “sport casual” como recomendaban los programas de mano de la ópera, sentados en la terraza del Restaurante “La Costa in Bra” frente a la mismísima Arena de Verona, esperando nos sirviesen una ligera cena antes de  ingresar en el vetusto, bello e imponente coliseo veronés.

Nos habían servido un aperitivo y mientras bebía un sorbo, distraídamente fijé la mirada en la gran pantalla de televisión de que disponía la terraza del restaurante, donde la RAI 1 ofrecía el Telegiornale Notte, para mi sorpresa en el primer crawl que apareció en la parte inferior de la pantalla, se leía “el magnate y político ruso Fiodor Fedorof, aparece muerto en su dacha de verano en Sosnogork, distrito de Koni. Se creé haya sido un ajuste entre bandas”. Esperé un par de minutos mientras pasaban el resto de noticias en forma de crawl, para volver a leer la muerte de Fiodor.

—¿De qué te sonríes viendo las noticias? No suelen ser divertidas. Preguntó Andrea, ante la falta de atención que le prestaba por unos momentos.

—Nada importante cariño. Alguien que no hemos sido ni Europol, ni tres policías de países diferentes, se ha encargado de concluir definitivamente la Operación Verdi.

Levanté la copa de vino que tenía en mi mano y le propuse un brindis a Andrea.

—¿Por qué brindamos, Paco?

—Por nosotros, siempre por nosotros.

No nos demoró mucho la cena. Con una pequeña antelación nos dispusimos a ocupar nuestras localidades y disfrutar de La Bohème. Según el propio autor de la misma: “la ópera de las pequeñas gentes y las pequeñas cosas”.

La dulce y prodigiosa música, el silencio omnipresente de las piedras de la Arena y sus dos mil años, nos envolvieron hasta el punto de perder la noción del tiempo y lugar. Y con una espléndida Luna de Agosto sobre nosotros, llegó el momento en que Rodolfo ataco el dúo y comenzó a cantar: “Che gélida manina si lasci riscaldar…    y Mimí le responde “Si, mi chiamano Mimí, ma il mio nome è Lucia.

Andrea me tomó la mano, apretándola contra su corazón y cubiertos por la oscuridad, creyéndonos solo observados por el cielo estrellado de Verona, nos besamos como dos jovenzuelos en su primer amor.

En los días anteriores a la noticia de la RAI (6 de agosto), los ciudadanos de Koni, ciudad situada en a Rusia central, pudieron leer, perdida entre las noticias de sucesos y tribunales de la prensa local, la siguiente noticia.

NOTICIERO DE LA CIUDAD *(Traducción libre)Prensa independiente de la Región.

KONI Redacción sucesos (4/8/2014)

«La policía del distrito de Koni, informa de la aparición muerto en extrañas circunstancias del magnate ruso de los diamantes Fiodor Fedorof y tesorero del partido Noboi Rosiiskoi Demokratia, actualmente en el gobierno.Hasta el momento no se tienen sospechosos, aunque la policía de Koni que el motivo ha sido el robo. El cadáver ha aparecido flotando en la piscina de su dacha. Desde el partido del gobierno el viceprimer ministro sr. Pletniovo ha desmentido los rumores, según él, difundidos por la oposición, de tratarse de un ajuste de cuentas dentro del propio partido.El muerto era muy conocido en los ambientes teatrales y operísticos europeos, distinguiéndose por ser el mecenas de la Fundación de Jubilados y Pensionistas de los Antiguos Teatros de la URSS».

FIN.

Xàtiva (Valencia) abril 2015.

NOTAS

La novela de Enrique Argente nos presenta una historia de género negro, de intriga policial, desde una perspectiva singular por su planteamiento, con un desarrollo, de un parte tan actual como es el ámbito de la Unión Europea y una terminología poco conocida aún cuando se trata de un servicio habitual en el marco de los países miembros, y de otra la desnudez de la humanidad de sus principales personajes, con sus defectos, su mundo cotidiano, sus inquietudes personales y hasta sentimentales.

Con un lenguaje natural y muy ameno, Argente pretende, desde su priveligada y anterior pertenencia política a un partido de centro, ahondar en el magma político-administrativo que la Unión Europea y nos presenta el gran desconocimiento que la mayoría de los ciudadanos europeos tenemos de nuestros órganos comunes y supranacionales de gobierno, profundizando en el estudio de los mismos, para así de forma sencilla, añadir la ficción justa para plasmar su funcionamiento. Una compleja una red de organismos, consejos, agencias, comisiones, tribunales, así como de un interminable etcétera, que harían monótona y aburrida su reprodución en todos sus elementos.

Pero entre todos estos organismos, quizás debido a que el autor llevaba tiempo tras un “leitmotiv” como argumento para una novela de este género, fija su atención en la Agencia Europea de Policía (EUROPOL). Según la propia oficina, se define como “nacida con el objetivo de mejorar la eficacia, la cooperación de las autoridades judiciales y policiales de los Estados miembros en su lucha contra la delincuencia organizada a nivel mundial y europeo”.

Operación Verdi: CONCLUÍDA es la primera entrega de las andanzas del agente valenciano de EUROPOL Paco Puig, a la que le siguen Morir frente a Lampedusa (2017) y El Secreto de las Aldeas Muertas (2019). Y es precisamente esa cercanía de paisanaje lo que suma un plus a los lectores de nuestra región, que pueden ver reflejadas en la narración algunos costumbrismos de nuestra idiosincrasia.

 

Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibimientos legales previstos, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. Diríjase a info@caligramaeditorial.com si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

Si te perdiste algún capítulo puedes encontralos aquí: 1, 2, 3, 45, 6 , 7 , 8 , 9, 10 , 11, 12 , 13,  14, 15, 16, 17,  18, 19, 20 y 21

Be the first to comment on "Operación Verdi: CONCLUIDA. Último capítulo"

Leave a comment

Your email address will not be published.