Longevidad, genética y bienestar

La salud y el bienestar, un concepto único en el mundo, construido armónicamente sobre los cuatro pilares fundamentales de la longevidad: medicina, nutrición, movimiento y bienestar./La Prairie

Estos factores han demostrado ser una garantía para alcanzar la longevidad, y soportar las enfermedades relacionadas con la edad, coincidiendo su trasfondo genético y su estilo de vida

Jueves, 19.08.21

REDACCIÓN informaValencia.com

Un estilo de vida más activo y lejos de situaciones originadas en el estrés ha estado siempre relacionado con la longevidad, sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Bolonia en Italia afirma que existen personas extremadamente longevas gracias a su genética.

Un factor común

Este estudio se realizó en tres grupos de personas con rangos de edad entre los 68 años, los 105 años y 110 años, logrando identificarse varios genes en común relacionados directamente con la longevidad extrema, señalándose la presencia y actividad del gen STK17A, relacionado con la rápida coordinación de la respuesta celular al daño en el ADN.

Así mismo, se reveló que a la par de estos mecanismos de reparación del ADN, estas personas poseían una carga mucho menor de mutaciones naturales en 6 de los 7 genes analizados, previniendo así la aparición de afecciones de riesgo como las enfermedades cardiacas. Estos factores han demostrado ser una garantía para alcanzar la longevidad, y soportar las enfermedades relacionadas con la edad, coincidiendo su trasfondo genético y su estilo de vida, en la consecución de una avanzada edad bastante plena.

Aunque contar con una genética privilegiada tiene sus ventajas, exponerse a un ambiente estresante y un estilo de vida dañino en forma prolongada, trae consecuencias irreversibles. Por ello, muchas personas optan por alejarse del ajetreo de las grandes ciudades en sus años de retiro, e incluso antes para disfrutar tranquilamente de paseos y un ritmo de vida más propio de los pequeños pueblos conectados con la naturaleza.

Estudios demuestran que el contacto de un par de horas en estos entornos naturales, reducen los niveles de estrés, mejorando el sistema inmune, nuestra capacidad neuroprotectora y toda función fisiológica del ser humano, debido a que las mismas están adaptadas a estos ambientes y no a las condiciones artificiales que hemos creado.

El bienestar del equilibrio./Archivo

El bienestar del equilibrio./Archivo

El bienestar del equilibrio

Una vida activa y equilibrada es garantía de buena salud, siempre de la mano con una alimentación balanceada. Un régimen alimenticio muy favorecido es la dieta mediterránea alta en frutas y vegetales, rica en proteínas magras y fuentes de grasas monoinsaturadas como las nueces y el aceite de oliva previenen la aparición de enfermedades asociadas al sobrepeso, con óptimos resultados para personas de la tercera edad, así como a adultos de más de 20 años de edad.

La actividad física es imprescindible para mantener y fortalecer nuestro cuerpo, pero sin necesidad de obsesionarse con ella. Así mismo, es importante hacer espacio en la rutina diaria para disfrutar de actividades de entretenimiento como bien puede ser salir a caminar y disfrutar del aire libre, disfrutar de una buena película o serie e incluso disfrutar de diferentes juegos de mesa, de carta, videobingo o tragaperras, entre otros juegos que podemos encontrar en plataformas digitales como Lowen Play. Varias de estas actividades pueden realizarse utilizando nuestro teléfono móvil conectado a internet para descargar aplicaciones dedicadas a tales fines, que facilitan que nos entretengamos y distraigamos un rato.

Sin importar cuán larga sea nuestra expectativa de vida, poder disfrutarla llenos de bienestar y gratitud, poniendo en práctica estas indicaciones y otras más adecuadas a nuestra persona, nos darán la satisfacción de vivir cada día con total plenitud.

Be the first to comment on "Longevidad, genética y bienestar"

Leave a comment

Your email address will not be published.