Esas pequeñas cosas

FOTOGRAFÍA ROSA MURIELFOTOGRAFÍA ROSA MURIEL

ROSA MURIEL / ASÍ ES LA VIDA

09.08.21Rosa Muriel

Que difícil es en mí, pero cuando pienso y veo ciertas cosas se me pone una mala leche impresionante. Como me dice mi querida amiga, que me haga la tonta no significa que lo sea… que de tonta no tengo ni un pelo. Cuando una persona es feliz se nota en su sonrisa, en su mirada.

¿Cómo se puede fingir la felicidad?, la felicidad no se subasta, no se inventa, no se presiona. La felicidad solo se vive cuando es de verdad, está en sintonía con lo que es importante en nuestra vida y con nosotros mismos. Pienso que la vida regala los mejores momentos a quienes regalamos lo mejor de nosotros mismos, la felicidad no se puede fingir.

Hay quién necesita joderle la vida a otros para sentirse feliz, y aquí es cuando mi mala leche se agudiza, me pone nerviosa, pienso en lo infelices que son viviendo en su mundo de maldad y su mundo de «Yupi». No lo soporto, viene a mi cabeza esa frase que todos conocemos dedicándosela a esos gilipollas “vive y deja vivir».

Y es que la vida está compuesta de pequeños momentos, los más tontos, los más ingenuos, los más simples, pequeños momentos que nosotros los podemos hacer grandes. La verdad, es que cuando me siento así con ese mal humor… mala leche, busco mi pequeño momento para calmarme y hacerlo grande, tan simple como comer chocolate. ¡Y qué rico esta, el chocolate me lo quita todo!!

¿Por qué no buscar esa cosa, algo tan simple que nos hace felices, pero felices de verdad? Ahí lo dejo…

Be the first to comment on "Esas pequeñas cosas"

Leave a comment

Your email address will not be published.