‘En Cuba la enseñanza es monopolio de la dictadura, en la que se impone un modo uniforme de pensar y actuar’

El cardenal Cañizares se refirió a la “situación actual que atraviesa el pueblo cubano”, fruto de “sesenta años de castrismo”, y agravada “por la situación de pandemia”, y aún más “por la represión que ha habido frente al grito de libertad, de paz verdadera”./UCVEl cardenal Cañizares se refirió a la “situación actual que atraviesa el pueblo cubano”, fruto de “sesenta años de castrismo”, y agravada “por la situación de pandemia”, y aún más “por la represión que ha habido frente al grito de libertad, de paz verdadera”./UCV

Nancy Carbonell, docente en la Cuba castrista durante más de cuarenta años y ya jubilada, ha sufrido la persecución del sistema comunista por ser profesora católica en las escuelas y universidades de su país

Valencia, domingo 18.07.21

MANUEL HUERTA

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha llamado este sábado a los cubanos a «espantar la mentira, la infamia y el odio», e instó a sus conciudadanos a «trabajar por alcanzar una prosperidad posible», durante un acto de reafirmación revolucionaria donde participaron alrededor de 100.000 personas, la mayoría de ellas bajo amenaza de perder su trabajo e incluso «andar preso» en caso de no participar de la pantomima gubernamental.

El pasado viernes, la Universidad Católica de Valencia (UCV) celebró la mesa redonda ‘Cuba: tiempo de libertad’, en la que distintos exiliados cubanos que residen actualmente en Valencia contaron sus experiencias sobre la represión comunista y han analizado la actualidad social y política de su país de origen.

El acto estuvo presidido por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, gran canciller de la UCV. En su intervención, Cañizares aseveró que Cuba “no es una democracia” y que, “por supuesto, es una dictadura”. En ese sentido, hizo una llamada para hablar con claridad sobre la situación de este país: “Hemos de decir claramente que Cuba es una dictadura. Esto sí es memoria histórica. Son sesenta años de dictadura, ya está bien. Reconozcamos los hechos objetivos”.

“La Universidad Católica de Valencia y un servidor queremos expresar nuestra entera unión con el pueblo cubano. Nos importan y los queremos mucho. En Cuba vemos un signo de lo que está pasando en otros países de Hispanoamérica y lo que puede pasar también en otros países de Europa. No estemos ciegos”, recalcó el gran canciller de la UCV.

El cardenal Cañizares puso énfasis en su apoyo a los derechos humanos en Cuba: “Nos ponemos al servicio del pueblo cubano para que encuentre la libertad. Yo también grito ‘libertad para Cuba’. También grito ‘paz y pan para Cuba’. Hablo de la paz auténtica, en la que se respeta la dignidad de la persona humana -en lenguaje secular diríamos ‘respeto a los derechos humanos’-. En esa dignidad se fundamenta la verdad del perdón y de la reconciliación, la verdadera esperanza de libertad, de liberación”.

En ese sentido, el cardenal arzobispo de Valencia expresó su deseo de que el pueblo cubano pueda ver “pronto” su liberación: “Hace unos días celebraba la eucaristía en la Basílica de la Madre de los Desamparados, también junto a la imagen de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. A la salida, una mujer cubana me dijo: «Don Antonio, a ver si esto es ya por fin nuestra liberación». Así lo deseo e intuyo. Dios escucha el clamor de su pueblo. Ponemos en sus manos que Cuba encuentre la libertad que necesita”.

‘Cuba: tiempo de libertad’, Mesa sobre la actualidad cubana organizda por la UCV./UCVnews

‘Cuba: tiempo de libertad’, Mesa sobre la actualidad cubana organizda por la UCV./UCVnews

«Los profesores somos apologistas viscerales del sistema»

En las escuelas de primer ciclo cubanas, los alumnos comienzan la jornada escolar escolar con un canto al Che Guevara, cuya fotografía preside junto a la Fidel Castro, todas las aulas en el país caribeño: «Aprendimos a quererte / desde la histórica altura / dónde el sol de tu bravura/ le puso cerco a la muerte /». Y esto, a niños de entre 6-7 años hasta los 12-14 años.

Es el viejo y trasnochado eslogan que en pleno siglo veintiuno encarna el mensaje institucional: «Patria o muerte». Un concepto que inoculan en vena a los niños cubanos; es el adoctrinamiento de la mente infantil para crear adictos que, esos mismos niños tardan diez, quince o veinte años en revertir cuando a través siempre del turismo –principal fuente de ingresos de la dictadura castrista–, conocen la extrema falta de libertad y de futuro del régimen atroz comunista.

Nancy Carbonell, docente en la Cuba castrista durante más de cuarenta años y ya jubilada, que ha sufrido la persecución del sistema comunista por ser profesora católica en las escuelas y universidades de su país, ha remarcado en su intervención en el acto que “los rasgos de la educación en cualquier régimen totalitario” son los que hay en Cuba: “Los profesores somos allí apologistas viscerales del sistema, haciéndonos creer dueños de la vida de los que están a nuestro alrededor, El régimen compró nuestras conciencias y perdimos lo más sagrado de una persona: la humanidad”, afirmó la profesora durante su intervención en la Mesa redonda.

“En Cuba hubo una época en la que, si alguien decidía ir al extranjero a vivir, o de turismo, se le declaraba contrario al régimen. En la escuela se ponían en dos filas a niños y niñas y se hacía pasar a los hijos de estas personas, a los que se golpeaba, recuerdo que a un chico le partieron la cabeza a pedradas. Y los profesores permitimos que esas cosas tan horribles pasaran”, expuso, visiblemente emocionada.

Así, Carbonell hizo hincapié en que todo aquel “que no se somete a defender el régimen” no puede ser profesor en Cuba: “Existe un monopolio total de la enseñanza, en la que se impone un modo uniforme de pensar, sentir y actuar. Por ejemplo, en todos los centros de trabajo y de educación, antes de empezar la jornada se imparten diez minutos de ideología para politizar las conciencias. Desde el Pre se enseña a los niños a pensar con la mente totalizadora del sistema”.

“Además, las personas que profesan alguna religión no pueden estudiar carreras universitarias como Derecho, Psicología o Ciencias Sociales en Cuba. Eso no está escrito en ningún sitio, no hay ninguna ley al respecto, pero cuando vas a matricularte lo primero que te preguntan es si tienes creencias religiosas. Si las tienes, están prohibidas para ti algunas titulaciones”, explicó la docente.

 

Se el primero en comentar on "‘En Cuba la enseñanza es monopolio de la dictadura, en la que se impone un modo uniforme de pensar y actuar’"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*