Encontrar el cuerpecito de Olivia fue todo un ‘hito mundial’

«El punto donde paró de nuevo los motores se convierte en el punto más probable donde Tomás hubiera podido arrojarse al mar». Javier Ruiz, Director Científico del Instituto Español de Oceanografía (IEO),/rtve«El punto donde paró de nuevo los motores se convierte en el punto más probable donde Tomás hubiera podido arrojarse al mar». Javier Ruiz, Director Científico del Instituto Español de Oceanografía (IEO),/rtve

El ‘Angeles Alvariño’ abandona ya la búsqueda de Anna y su padre por orden judicial

Domingo, 04.07.21

informaValencia.com.-  El buque ‘Angeles Alvariño’ ha abandonado ya las labores de rastreo por orden judicial debido a que se da por “imposible” encontrar los cuerpos de Tomás Gimeno y su otra hija, Anna, tras un mes de trabajos en los que cartografió un área de 250 kilómetros cuadrados entre aproximadamente 100 y 2.000 metros de profundidad y se filmaron 392 horas.

La magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer numero dos de Santa Cruz de Tenerife, órgano competente para la investigación del caso, decidió la semana pasada, tras haber recibido un informe del responsable de operaciones del barco en las que calificaba de «completamente inabordable» la exploración en la zona en donde hipotéticamente podrían localizarse nuevos resultados.

Según el informe técnico, en el transcurso de la búsqueda, la Policía Judicial pudo recopilar y analizar nueva información, y su resultado fue descubrir que en la larga deriva que tuvo la embarcación tras la pérdida de señal del móvil, durante un corto periodo de tiempo, sus motores volvieron a funcionar y realizó una navegación de unos tres minutos.

Las niñas Anna y Olivia, desaparecidas hace 22 días en Tenerife/rtve

Las niñas Anna y Olivia, desaparecidas hace más de dos meses en Tenerife, presuntamente asesinadas por su padre, Tomás Gimeno/rtve

Un «hito histórico»

El director del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Javier Ruiz, señaló ayer que el hallazgo del cuerpo de Olivia Gimeno en aguas tinerfeñas gracias a labor del robot submarino Liropus 2000 y el buque científico ‘Angeles Alvariño’ es un “hito mundial”, dado que se trataba de un objeto muy pequeño -una bolsa- y había una gran profundidad oceánica. “Muestra de ello es la cantidad de pecios que permanecen desde hace siglos en el fondo del mar aun conociendo el área donde se perdieron o, más recientemente, la desaparición de grandes aviones que caen al océano y no pueden ser encontrados. Este hito mundial es el resultado de la colaboración y coordinación estrecha y precisa entre los Ministerios de Interior y de Ciencia e Innovación”, comentó en un comunicado, en el que resaltó también el hallazgo de una funda nórdica y una botella de oxígeno.

El equipo humano a bordo del ‘Ángeles Alvariño’ estuvo compuesto por cinco científicos del IEO apoyados por los técnicos del robot y del sonar de barrido lateral, así como la tripulación del buque que han trabajado incansablemente durante más de un mes, realizando turnos de 12 horas, lo que ha permitido mantener las labores de búsqueda de forma ininterrumpida. El equipo científico del IEO lo han conformado tres geólogas marinas y dos tecnólogos que han sido los encargados del trabajo a bordo bajo la dirección, como suele ser habitual en cualquier trabajo científico en el mar, de un jefe de campaña, un trabajo coordinado en tierra por el jefe de la Unidad de Buques, la jefa de área de Medio Marino y la Dirección del IEO.

Be the first to comment on "Encontrar el cuerpecito de Olivia fue todo un ‘hito mundial’"

Leave a comment

Your email address will not be published.