Cada vez más autores recurren a la autoedición para publicar

'Nootka, una guera olvidada', de Enrique Argente, ed. Círculo Rojo/informaValencia.com

«Somos legión los que nos auto editamos. En caso contrario escribiríamos pero nadie nos podría leer, excepto a los consagrados de best-seler por encargo»

Valencia, lunes 21.06.21

A. Casañ.-  Aunque no existen cifras oficiales del volumen de títulos ni de creadores autoeditados en España, estos autores facturan más de 7 millones de euros al año. Hace solo unas semanas, el escritor valenciano Enrique Argente, autor entre otros de ‘Operación Verdi: CONCLUIDA’ que publica por capítulos este diario cada martes, confirmaba que hay «una legión» de autores que se autoeditan en nuestro país: «en caso contrario escribiríamos pero nadie nos podría leer, excepto a los consagrados de best-seler por encargo».

Fue el poeta cubano José Martí quien señaló que “hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”. En esta época en la que cada vez tenemos menos hijos y en la que, en vez de plantar, cortamos árboles, parece que lo que sí nos llama la atención es componer una obra literaria para publicarla: «si fuese por la ventas propias (se ríe el autor) y ajenas, le diría que en este país no se lee. Pero si analizamos por grupos de edad, le diría que una vez superados ciertos umbrales de edad, se lee mucho y bien leído. Todo no está en leer mucho, está en leer bien», nos comentaba Argente el pasado mes de abril.

Según una encuesta realizada por IPSOS para Kindle, 3 de cada 10 españoles añoran publicar un libro y el 15% ya lo ha hecho o está en proceso de hacerlo. Generación Z y Millennials son los grupos de edad más interesados en la escritura. De hecho, uno de cada cuatro afirma estar escribiendo un libro o haberlo hecho en algún momento, aunque no lo hayan llegado a publicar.

Pero ¿es fácil publicar un libro? Pues depende. Para Argente, que invirtió tres años en escribir su «ópera prima» ‘Tormentas’, –una novela basada en un hecho histórico ocurrido en el pueblo de l’Alcùdia de Crespins, en La Costera (Valencia), de donde es originaría su familia y ocurrido en 1801 dentro de un contexto de revueltas campesinas y que históricamente se conocen como Els avalots de 1801–, significó cumplir un deseo «histórico».

Otro ejemplo es el de Carmen Manzaneque que quedó entre los diez finalistas del Premio Planeta con su primer libro, ‘Donde brotan las violetas’, que cuenta que desconocía el mundo de la edición, y esperaba que la editorial publicara su libro pero solo lo hacen con el ganador y el primer finalista. Inició así un peregrinaje por distintas editoriales que le dieron con la puerta en las narices, porque “no publican a escritores desconocidos. Indagué y me encontré con Círculo Rojo, que era una editorial muy nueva y me convenció bastante lo que me ofrecieron”. Acaba de autopublicar su cuarto libro ‘El horizonte desde el tejado’.

También Enrique Argente termina de publicar con Círculo Rojo ‘Nootka: una guerra olvidada», una singular novela acerca de un conflicto bélico bastante desconocido para el público en general, que tuvo lugar en 1.789 entre el Reino España y la Corona de Inglaterra, con la libertad de comercio y navegación en el oceáno Pacífico como fondo y que significó el ocaso del aquel reino «en donde nunca se ponía el sol».

Generación Z y Millennials son los grupos de edad más interesados en la escritura./informaValencia.com

Generación Z y Millennials son los grupos de edad más interesados en la escritura./informaValencia.com

Autores desconocidos 

Y como Carmen y Enrique, otros escritores ahora muy conocidos acudieron a la autoedición tras comprobar cómo las grandes editoriales rechazaban una y otra vez sus originales, autores de la talla de Javier Castillo con “El día que se perdió la cordura” que la autopublicó en Amazon, donde la puso a tres euros y llegó a vender 40.000 ejemplares, o la flamante ganadora del Planeta , Eva García Saénz de Urturi, que como no encontraba editor para su primera novela, La saga de los longevos, la autopublicó en Amazon y arrasó.

Cada vez más autores acuden a la autoedición. Sin cifras oficiales de ventas y autores se calcula que en España, facturan más de 7 millones de euros al año y su cuota de mercado es del 7,9 %, pero podría suponer un 15-20 % si se tienen en cuenta las obras autopublicadas que no pasan por el registro del ISBN.

Y, ¿cuánto cuesta autopublicarse? Nos cuenta Carmen Manzaneque que «si quieres hacerlo sin gastar nada ahí tienes las plataformas digitales: no tienes más que subir tu libro. Si vendes tu obra, ganas y si no, no gastas”. Hay muchas opciones, incluso las editoriales tradicionales han creado plataformas. Las más conocidas son: Círculo Rojo, Punto Didot, Torres Editores, Lulo, Bubox Universo Libro y Amazon.

Manzaneque y Argente coinciden: ambos invierten en la autoedición de sus libros unos 2.000 euros, que recuperan con las ventas poco a poco, “depende del número de páginas, si tiene ilustraciones… yo me costeo las portadas, no me vale una del banco de imágenes”. Si acusa el gasto personal que supone promocionar sus libros “mi editorial me prepara algunas presentaciones, pero es cierto que es un trabajo muy personal, cuanto más lo mueves, mejer salida, pero hay que hacer un trabajo de autopromoción importante”, afirma Carmen.

Sin embargo su nivel de autosatisfacción es muy grande “me da muchísima libertad para controlar todo el proceso, la independencia es lo que más valoro: soy muy independiente, atarme a una editorial por años… tendría que ser una oferta muy interesante. Yo ahora soy dueña de mis derechos y de la obra”, asegura Manzaneque, mientras que para Argente es también una canto de libertad: «escribir te puede hacer el galán de la novela, el asesino, el inventor, el simpático, la guapísima… y sobre todo, más sabio. La libertad, se conquista.. Eso sí, antes de sacar a la luz una obra “te revisan, lo leen antes. No creamos que todo vale”.

Para ella no hay pegas, aunque si siente un poco de pelusilla cuando ve esa montaña de libros de un autor en los escaparates de las librerías “Pero somos tantos y hay gente tan buena a la que no se conoce apenas, que estar en los primeros puestos es muy difícil, y para que una editorial de renombre te ponga ahí tienes que asegurarte una ventas que no están al alcance de cualquiera. Y de nuevo coinciden ambos autores: «¿Pegas? No, mis expectativas están cubiertas, tengo mis grupos de lectura, gente que me lee y que me sigue”.

En definitiva, los dos autores tienen esa ambición “que no se quede su obra en el cajón, aunque los comienzos son difíciles, merece la pena”.

Be the first to comment on "Cada vez más autores recurren a la autoedición para publicar"

Leave a comment

Your email address will not be published.