‘Si no se encuentra a Gimeno el caso puede quedar abierto de por vida’

Tomás Gimeno, padre de las niñas Olivia y Anna/twitter

«Es el gran temor de los investigadores”: la maniobra de Tomás Gimeno que puede dejar el caso sin esclarecer

Sábado, 12.06.21

informaValencia.com.-  El periodista Nacho Abad, especialista en sucesos y colaborador de medios del prestigio de Hola, Cope, o Antena 3 entre otros, afirmó ayer acerca de la búsqueda del cuerpo de Tomás Gimeno y de su hija Anna, que después de que la Guardia Civil localizara el cadáver de Olivia, la mayor de las niñas, en una bolsa atada a un ancla en el fondo del mar, hay un punto de la investigación que preocupa especialmente a los agentes de la Guardia Civil y que tiene que ver con una posible maniobra del padre de las pequeñas.

En opinión de Abad, la principal hipótesis de los agentes sigue siendo que Tomás se suicidó en el mar y que no huyó tras arrojar los cuerpos de sus hijas a las aguas del mar de Tenerife. “El problema que tenemos ahora mismo es que Anna es muy chiquitita. El sonar hace una radiografía del fondo marino, pero cuando lanzas una señal a algo que es 70% agua es muy difícil de detectar. La ventaja es que no hay corrientes”, explica el periodista.

Otro de los detalles sobre los que ha querido arrojar luz el experto ha sido contrarrestar el argumento de Gimeno, que acusaba a Beatriz, su ex mujer, de haber roto la familia y de poner en peligro a las niñas con su nueva pareja. “Me gustaría contar algo, porque Beatriz me ha dejado. Se conocían desde los 15 años. Tomás es un tío guapete, físicamente atractivo, y era profundamente infiel”.

“Ella le había aguantado muchos cuernos y, estando embarazada de Anna, le descubrió una relación paralela de meses. Tomás rompió su propio matrimonio, faltó a la palabra que le había dado a Beatriz. Él labró su futuro con su infidelidad, su falta de respeto, era una persona de explosiones y, el hecho de que Beatriz tratase de rehacer su vida, estaba dentro de lo lógico”, explica Abad. “Es un ser narcisista y que no tolera la frustración”, aseguró Abad.

Sobre el momento en el que habrían fallecido las pequeñas, el experto en sucesos expone que la benemérita baraja dos posibilidades: o que las asesinara en la casa y transportase los cuerpos o que se ahogaran en el agua. “Sólo hay dos posibilidades: o iban adormecidas para no luchar, o ya habían muerto en la casa. Eso se determinará en función de que haya agua en los pulmones de Olivia”, explica.

“Van a estar rastreando hasta la desesperación. Ahora que han encontrado a Olivia, tienen que seguir buscando a Anna, hasta que llegue el maldito día en el que tengan que dejar la investigación porque lo han mirado todo 7 veces. No hay fecha límite”, afirmó Abad./T5

“Van a estar rastreando hasta la desesperación. Ahora que han encontrado a Olivia, tienen que seguir buscando a Anna, hasta que llegue el maldito día en el que tengan que dejar la investigación porque lo han mirado todo 7 veces. No hay fecha límite”, afirmó Abad./T5

“La bolsa pequeña estaba rota, y se piensa que Anna se salió. Lo más importante es que en la lancha había cinta americana, y podría haberla utilizado para atar las bolsas al ancla. La hipótesis más importante siempre ha sido que las niñas estaban ahogadas bajo el agua, teniendo en cuenta que Tomás se despidió de todo el mundo y entregó sus posesiones, incluso mandó un paquete a su novia con 3.000 euros y la orden de no abrirla hasta medianoche”.

El temor de los investigadores

“El mayor temor de los investigadores tiene que ver con Tomás porque, por un lado le quieren devolver a Anna a Beatriz, aunque en el fondo sabe que sus hijas han fallecido”, argumenta Abad sobre las informaciones que le han llegado desde la Guardia Civil. “Pero les preocupa a los agentes que, si sale a las 21:50 con el barco y vuelve a las 23:30 para comprar el cargador y utilizó un punto para lanzar las pruebas y las niñas, él podría querer perpetuar el dolor ocultando el punto donde están las niñas”.

Concretamente, la mayor preocupación radica en que los puntos en los que se encuentren los cuerpos de las niñas pueda estar muy distanciado de donde esté el de Tomás. “Como no había transpondedor que pudiese geolocalizar los movimientos del barco y, si se ha suicidado en el mar, es muy difícil que lo haya hecho en el mismo punto que arrojó a las niñas, es imposible. El hecho de no encontrar a Tomás abre una situación de enorme inquietud, porque va a obligar a los investigadores a dejar el caso permanentemente abierto”, alerta.

“Van a estar rastreando hasta la desesperación. Ahora que han encontrado a Olivia, tienen que seguir buscando a Anna, hasta que llegue el maldito día en el que tengan que dejar la investigación porque lo han mirado todo 7 veces. No hay fecha límite”, aclara Abad sobre cuánto durará la búsqueda.

Se el primero en comentar on "‘Si no se encuentra a Gimeno el caso puede quedar abierto de por vida’"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*