La comunidad matemática remite a Educación un documento para eleborar un nuevo currículo educativo

Matemáticas por todas partes/Img superprof.Matemáticas por todas partes/Img superprof.

“El alumnado debe aprender matemáticas entendiéndolas”. La propuesta es argumentada con las Bases para la elaboración de un currículo de Matemáticas en Educación no Universitaria

Jueves, 10.06.21

A. Casañ.-  El Comité Español de Matemáticas (CEMAt) del que forma parte la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) ha remitido al Ministerio de Educación y Formación Profesional una propuesta elaborada y argumentada con las Bases para la elaboración de un currículo de Matemáticas en Educación no Universitaria.

En un comunicado, la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) explica que la actual redacción de la LOMLOE, la nueva Ley de educación, ofrece una oportunidad para analizar la situación de la educación en España y de este modo mejorar el currículo académico vigente, que es del 2014 y está vinculado a la LOE, de 2006.

Tras un encuentro entre los responsables del Ministerio de Educación y la comunidad matemática representada por el Comité Español de Matemáticas (CEMat), se creó un Grupo de Trabajo que viene manteniendo una interacción continuada con el Ministerio (independientemente de su propio grupo de expertos). Este grupo ha elaborado unos principios fundamentales para el diseño y desarrollo del currículo de la educación matemática en todos los niveles, con ánimo de colaborar y ser útil en los procesos de planificación existentes en el Ministerio de Educación y Formación Profesional, y no de suplantarlos, detalla el comunicado.

La propuesta que se presenta es un conjunto de grandes ideas matemáticas, clave para la alfabetización matemática del alumnado al terminar la etapa de Educación Obligatoria. Estas ideas (grandes ideas) matemáticas están organizadas en torno a la idea de sentido matemático, que es el conjunto de capacidades relacionadas con el dominio de contenidos numéricos y algebraicos, geométricos, métricos y estocásticos, de una manera funcional y con confianza en las propias habilidades. “El origen de esta consideración”, apunta Onofre Monzó, presidente de la FESPM y coordinador de este grupo de trabajo, “arranca de apreciar que las matemáticas son una ciencia cultural, que permite pensar, entender y actuar en los problemas del entorno”.

El objetivo es conseguir entre todos un marco educativo en el que sea posible mejorar de manera generalizada el nivel competencial en matemáticas de las nuevas generaciones. “Ello redundará en una ciudadanía más reflexiva, más constructiva y con mayor espíritu crítico” asegura Monzó, “a la vez que con mejores oportunidades profesionales.”

El currículo tiene que responder a las preguntas: ¿Qué es y en qué consiste el conocimiento matemático? ¿Para qué sirve su aprendizaje? ¿Cuándo y cómo se lleva a cabo su enseñanza? ¿Qué resultados muestran el logro de los aprendizajes? Gran parte de las propuestas curriculares actuales tienen como concepto de inicio para su diseño, desarrollo e implementación en el aula, la alfabetización matemática.

Imagen de archivo del PiDay-2018/Img FESPM

Imagen de archivo del PiDay-2018/Img FESPM

Alfabetización y comprensión

“El informe PISA 2021”, añade el Presidente de la FESPM, “señala que son necesarios ciudadanos reflexivos, constructivos y comprometidos del siglo XXI y que éstos deben conocer el papel que cumplen la matemáticas en el mundo y realizar juicios y tomar decisiones bien fundamentadas”. Así es como se consigue la alfabetización matemática que no es otra cosa sino la capacidad de un individuo de razonar matemáticamente y de formular, emplear e interpretar las matemáticas para resolver problemas en una amplia variedad de contextos de la vida real.

A este reto de alfabetización matemática hay que añadir el desarrollo de la comprensión matemática, la necesidad del uso de la tecnología en el proceso de aprendizaje, para facilitar la comprensión y el proceso de adquisición de conocimientos y una enseñanza efectiva. “El alumnado debe aprender matemáticas entendiéndolas”, apunta Onofre Monzó. “La enseñanza efectiva de las matemáticas requiere entender qué sabe el alumnado y qué necesita aprender y, a partir de esta información, provocarlo, estimularlo y acompañarlo para que realice un buen aprendizaje.”

El documento apunta también la necesidad de equidad, expectativas altas y un fuerte apoyo para todo el alumnado de manera que se garantice un estándar mínimo, y apunta asimismo hacia la necesidad de relacionar este aprendizaje con el de otros ámbitos, como el lingüiístico.

Este documento sobre las bases para un currículo en matemáticas es el primero que ha sido elaborado de manera colectiva por representantes de todas las sociedades matemáticas e instituciones relacionadas con las matemáticas, reuniendo a profesores de Secundaria (en todos sus niveles), profesores de universidad e investigadores tanto en matemáticas como en educación matemática, lo que le da un enorme valor ante las autoridades educativas de nuestro país.

El Comité Español de Matemáticas (CEMAT) está formado por representantes de las siguientes sociedades e instituciones: Real Sociedad Matemática Española (RSME), Societat Catalana de Matemàtiques (SCM), Sociedad Española de Matemática Aplicada (SEMA), Sociedad de Estadística e Investigación Operativa (SEIO), Federación Española de Profesores de Matemáticas (FESPM), Sociedad Española de Investigación en Educación Matemática (SEIEM), Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas (SEHCYT), Conferencia de Decanos de Matemáticas (CDM), Real Academia de Ciencias (RAC), Basque Center of Applied Mathematics (BCAM), Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), Centre Internacional de Mètodes Numèrics a l’Enginyeria (CIMNE), y Centre de Recerca Matemàtica (CRM).

Se el primero en comentar on "La comunidad matemática remite a Educación un documento para eleborar un nuevo currículo educativo"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*