Los peligros de desafiar la verdad oficial

A G-T P facebookA G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

05.06.21

La selección natural es un fenómeno de la evolución descrito por Charles Darwin en su libro ‘El origen de las especies’ que establece la preponderancia de la ley del más fuerte, en un medio natural sin intervención externa, por lo que los individuos menos aptos o más débiles perecen y sus rasgos no se transmiten a las generaciones siguientes.

Hoy vamos a ver como una sencilla y anónima persona desmontó con una sencillez apabullante, el credo del idolatrado Darwin. Esta fue la historia:

– Si Dios no existe, ¿cómo es posible que existan ovejas?

Esta pregunta fue hecha durante el curso de una conferencia celebrada en la antigua URSS, donde el conferenciante, miembro del partido comunista en el poder, había explicado basándose en Darwin, que la vida comenzó de forma espontánea y se desarrolló por medio de la selección natural resultado de una cruel lucha por la supervivencia donde solo los animales más fuertes, más rápidos, o más inteligentes, sobrevivieron, mientras los más débiles terminaron por desaparecer.

De entre los numerosos asistentes al acto patrocinado por el estado comunista alguien preguntó al orador:

– “Entonces, ¿cómo sobrevivieron las ovejas? ¿Cómo es que no fueron esquilmadas por los lobos hasta su desaparición?

Una loba pare cinco o seis crías por año, la oveja sólo una. La relación es de 1 a 5 para el destructor que, amén de una demostrada inteligencia, tiene dientes afilados, garras, fuerza y rapidez.

La oveja no tiene absolutamente ninguna defensa; es lenta, pacifica, y confiada, amén de que no destaca precisamente por su inteligencia. ¿Cómo es que todavía existan ovejas en el Mundo?

Porque bien es cierto que el hombre comenzó a domesticarlas y protegerlas unos 10.000 años antes de JC., pero las ovejas son bastante anteriores a esa fecha. El género Ovis apareció en el continente asiático entre el Plioceno y el Pleistoceno, hace 2,4 millones de años. ¿Quién protegía entonces las pacificas ovejas? Tal vez el mismo que protegió desde un principio a los pacíficos e indefensos cristianos, que partiendo de doce hoy son el Mundo más de dos mil cien millones de personas.” [En la actualidad dos mil cuatrocientos millones, a pesar de ser la religión del mundo más perseguida y martirizada desde hace dos mil años, hasta el día de hoy].

Esa fue la última intervención de un valiente cristiano frente al poder ateo establecido en la Rusia comunista, antes de terminar detenido y enviado diez años a un campo de “reeducación” en Siberia…; por opinar.

Se el primero en comentar on "Los peligros de desafiar la verdad oficial"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*