Las teclas del corazón

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

04.06.21Rosa Muriel

Si mi teclado hablara se volvería loco. Cuando pongo mis dedos en él y empiezo a contarle todo lo que se viene a mi cabeza es como una explosión, un tsunami de vivencias, sentimientos, sensaciones. A veces lo observo pensando en sus teclas, todas completas, y es cuando pienso que a nosotros, a todos, nos falta alguna tecla, de una forma u otra.

Hay personas que son incapaces de reconocer errores, mantienen su orgullo por encima de cualquier cosa, de mentir soberanamente sin piedad, sin sentimientos, personas dañinas y obsoletas, personas que no ven sus defectos pero si los del ajeno. Quizás les falta las teclas de la «humildad», «empatia», «dignidad», la de “perdón”, y está rota la tecla “gracias”.

Personas que les cuesta mostrar sus sentimientos, pienso, creo y lo hago, que manifestarlos es lo más maravilloso que puede existir, para bien o para mal, como sea, el caso es mostrarlos, sacarlos a pasear expresandolos.

Hay teclas muy importantes, debemos intentar que nunca nos falten ni se rompan las de: «te quiero”, “compartamos”, “toma”, “yo puedo”, “como estás ”, «buenos dias», «buenas noches», «te extraño «, “estoy aquí ”, «yo te ayudo», “te necesito”, “unámonos”, «te amo», tantas que no deben faltar…

¿Y a ti, te falta alguna tecla? Piénsalo.

Se el primero en comentar on "Las teclas del corazón"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*